El mercado espera que Ted Baker se resienta de una libra más débil

Nueva York – El mercado espera que el minorista de moda británico reporte una disminución en sus ganancias anuales a finales de esta semana cuando publique sus resultados de 2018. Problemas corporativos y una libra más débil son algunas de las causas de este retroceso.

En palabras de Mark Photiades, analista de Cantor Fitzgerald, Ted Baker (LON: TED) experimentó un "annus horribilis". El minorista de moda británico reportó la dimisión de su fundador y director ejecutivo, Ray Kelvinr a principios de este mes, citando mayores costes y desafiantes condiciones del mercado.

Y es que, después de meses de escándalo y acusaciones cruzadas, Kelvin renunció la semana pasada a raíz de la polémica desatada por la supuesta cultura corporativa de "abrazos forzados". Esta turbulencia corporativa ha supuesto el primer cambio en la dirección de la empresa en 30 años, afectando su desempeño en Bolsa (sus acciones cayeron cerca del 20 por ciento la semana en que se publicaron por primera vez dichas acusaciones).

El mercado anticipa que Ted Baker gane 10 millones de libras antes de impuestos menos que el año pasado

Ahora, Ted Baker, que emitió una advertencia de ganancias en febrero, predice que sus ganancias antes de impuestos para el año financiero finalizado el pasado 26 de enero serán de 63 millones de libras, en comparación con los 73.8 millones de libras del ejercicio anterior. El comercio exterior habría afectado la partida de ganancias del minorista en unos 2.5 millones de libras, principalmente debido a la caída de la libra esterlina frente al dólar y el euro, destacaron fuentes del mercado.

Ted Baker ha tenido un desempeño constante durante muchos años y cuenta con un sólido equipo de administración ejecutiva y operativa, según destacan los analistas que siguen el valor. Hasta la fecha, tres analistas han recomendado "mantener" y seis mantienen su recomendación de compra sobre los títulos de Ted Baker.

Las acciones de la compañía cayeron a un mínimo de tres años cuando las acusaciones se hicieron públicas por primera vez en diciembre, informa el ‘Herald Scotland’. Pero las acciones se recuperaron después de que una actualización de las operaciones navideñas mostró un fuerte crecimiento en las ventas, lo que indica que el escándalo no había afectado la reputación de la marca tanto como se temía.

Además, la entrada en concurso de acreedores de House of Fraser el pasado verano significó que Ted Baker tuvo que amortizar las 600,000 libras que la cadena les debía. Además, sus concesiones en los grandes almacenes tuvieron un pobre desempeño.

Al comentar el destino del minorista, Sophie Lund-Yates, analista de Hargreaves Lansdown, dijo: "La disminución de las ganancias está siendo impulsada por eventos puntuales, y la salida de Kelvin se produce mientras se investiga por mala conducta. Disruptivo, por supuesto, pero los inversores esperarán que los proyectos a largo plazo de Ted no se vean afectados”.

"A pesar del aumento de la competencia, creemos que las ventas seguirán avanzando en la dirección correcta. La pregunta será si eso se hace a expensas de la rentabilidad. El descuento significa que los márgenes podrían estar bajo presión, y es importante que no se presionen demasiado", concluye Lund-Yates.

Imagen: Colección masculina P/V19. Créditos: Ted Baker

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO