El fondo de inversión británico BlueGem compra DMC

El productor francés de hilo de bordar DMC pronto será propiedad del fondo de inversión británico GemBlue Capital Partners.

Aunque no se ha hecho público el precio de la transacción, fuentes sindicales señalan que la venta podría haberse sellado por entre 35 y 40 millones de euros.

Tanto el personal de DMC como los reguladores franceses, han expresado su preocupación acerca del alto precio pagado por la firma de inversión, cantidad que han llegado a calificar de “inverosímil”. En esta línea, las mismas fuentes han denunciado una "búsqueda desenfrenada de rentabilidad" por parte del nuevo dueño de la productora de hilo de bordar. El aumento del uso de subcontratas de personal extranjeras supone una de las principales preocupaciones expresadas por la plantilla, conformada por unos 215 empleados.

Según lo informado por los medios de comunicación locales, todavía no se ha producido una comunicación formal por parte del equipo gestor, aunque se espera un anuncio oficial para esta semana. El actual director general, Dominique Poile permanecerá al mando, con las mismas responsabilidades que ha desempeñado hasta la fecha.

DMC seguirá siendo una empresa francesa bajo nuevos propietarios

Tal y como Poile explicó en una entrevista con Reuters, el resultado de la venta será una empresa francesa que se creará antes de las vacaciones de verano.

La empresa alsaciana registró una facturación de 57 millones en 2015. Ahora, BlueGem, con más de 550 millones de euros bajo gestión, "hará de DMC uno de los líderes en la industria del ocio creativo", dijo en un comunicado esta última. En este sentido, cabe destacar que DMC cuenta con el 60 por ciento del mercado de bordado a nivel mundial.

DMC genera el 30 por ciento de su volumen de negocios con productos de nivel adquiridos en el extranjero y el 61 por ciento con hilo de bordar fabricado en Mulhouse (Haut-Rhin), publica el diario 'Alsace'.

El futuro comprador planea desarrollar el negocio de DMC de forma orgánica, mediante el rejuvenecimiento de la marca y la ampliación de la gama de accesorios y reforzándolo con adquisiciones en las áreas de tejido de punto y ganchillo.

"En nuestros principales productos, somos fuertes en Francia y en cuanto agreguemos volúmenes, aumentará la rentabilidad", sostiene Dominique Poile.

La empresa fue adquirida en 2008 por Bernard Krief Consultants después de declararse en quiebra – poseen un 38.14 por ciento del capital de la compañía - y el resto se divide entre dos inversores de Alsacia y miembros de la dirección.

Dollfus-Mieg et Cie (DMC) nació en Mulhouse en 1746.

Imágen:www.dmc-usa.com

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO