• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Desigual pone su mirada fuera de Europa tras entrar en pérdidas y reducir su facturación

Desigual pone su mirada fuera de Europa tras entrar en pérdidas y reducir su facturación

Por Jaime Martinez

11 mar. 2021

Empresas

Madrid – La compañía española Desigual daba a conocer en el día de ayer sus resultados económicos relativos a su último año fiscal de 2020. Ejercicio durante el que la compañía logró generar unas ventas totales por valor de 360 millones de euros, un -38,8 por ciento menos en comparación con los 589 millones que obtenía durante el año anterior. Una caída causada principalmente por los duros efectos que esta pandemia por coronavirus ha terminado ejerciendo sobre las cuentas de la multinacional. Que se veía finalmente empujada a entrar en terreno negativo, como resultado de sumar unas pérdidas por valor de -83 millones de euros al cierre del ejercicio, frente al beneficio de +7,5 millones que conseguía registrar en 2019.

“2020 ha sido un año absolutamente excepcional y complejo, con un impacto enorme de la pandemia en nuestros principales mercados”, trata de explicar Alberto Ojinaga, director general de Desigual, a lo largo de unas declaraciones difundidas desde la propia compañía textil. “Hemos aprovechado este año de transición para acelerar proyectos clave de futuro mientras asegurábamos la solidez financiera de la compañía”, añade Ojinaga. “Las medidas de contención de gastos y gestión del stock han asegurado una saludable situación de tesorería” de la compañía, con una caja en la que suma cerca de unos 108 millones de euros. Unos fondos que la permiten afrontar con cierta confianza y seguridad los retos que, estima Ojinaga, continuará representando para la compañía, y para toda la industria del retail en general, este nuevo ejercicio.

“Estamos preparados para un 2021 complicado”, apunta el principal directivo de la compañía española. “A día de hoy todavía tenemos casi un 50 por ciento de las tiendas afectadas por cierres totales o de fin de semana”. “Sin embargo”, añade, “la aceleración de proyectos clave como la renovación del producto, el reposicionamiento de marca y el desarrollo del negocio digital, que ya están empezando a dar frutos, nos permiten mirar al futuro con optimismo”. “Si el proceso de vacunación permite alcanzar en el verano una cierta estabilización de la situación, nuestra previsión es retornar a los beneficios este mismo año y recuperar la normalidad en 2022”.

Compensando en el canal online

Al igual que el resto de las grandes compañías del sector de la moda-retail, frente a las restricciones que la pandemia ha terminado ejerciendo sobre el medio físico Desigual ha respondido redoblando sus inversiones dirigidas a su expansión digital. Un canal en el que ha acelerado presencia internacional, y que le ha permitido compensar buena parte de las pérdidas generadas a causa de las limitaciones impuestas en el medio físico.

Como resultado de estos esfuerzos, para los que la compañía realizó una inversión de 18 millones de euros durante 2020, el canal digital de Desigual expandió su presencia a un total de 108 nuevos países. Lo que contribuyó a afianzar un canal de ventas que logró incrementar su facturación un 48,6 por ciento, hasta alcanzar un volumen de ventas superior a los 100 millones de euros. Cifra que representa un 28 por ciento de la facturación total de la compañía. Que entre sus planes de futuro para este ejercicio contempla continuar apostando por la expansión internacional de su plataforma de comercio online, con el objetivo de alcanzar los 119 mercados ya durante el primer trimestre de este 2021.

“Desigual sigue apostando por un modelo omnicanal que garantice la mejor experiencia de compra del cliente y, en febrero de este 2021, anunció la entrada en más de un centenar de mercados de la mano de su tienda online desigual.com”, explican desde la cadena de moda española. “La compañía ha puesto en marcha un proyecto de expansión para e-commerce”, detallan, que, “basado en tecnologías de comercio electrónico crossborder, permite ofrecer una experiencia de marca homogénea a nivel global”, así como “garantizar unos mismos estándares de calidad en el proceso de compra y respuesta al cliente”, mientras que a su vez “permite localizar dicha experiencia a cada uno de los países”.

Con la mirada puesta fuera de Europa

Entre las principales causas que desde Desigual apuntan como razones que la han terminado conduciendo a terreno negativo, estaría la exposición que la compañía mantiene en los países que más seriamente se han visto afectados por las restricciones y cierres impuestos con motivo de la pandemia. Una realidad que a partir de ahora trabajará de manera activa por cambiar, redoblando como resultado su estrategia por aumentar su presencia, tanto física como digital, en mercados más allá de España y de Europa.

“La marca concentra el 65 por ciento de sus ventas en España, Francia, Italia y Alemania”, unos mercados que se vieron especialmente afectados por “las restricciones y cierres impuestos a causa de la pandemia”. Con cierres que se mantuvieron, a lo largo del pasado año, durante el 33 por ciento de los días en los que sus tiendas pudieron mantenerse operativas en Francia, el 28 por ciento en España, un 26 por ciento en Italia y un 22 por ciento en Alemania. Un duro impacto al que además habría que sumar “la caída del tráfico en los periodos entre las diferentes olas”, así como “la drástica reducción del turismo, con la consecuente bajada de las ventas, especialmente en el caso de España, el primer mercado de la compañía”. Lo que terminó viéndose reflejado en una caída de las ventas orgánicas en las tiendas físicas del 45 por ciento a lo largo de todo el ejercicio.

Como resultado de todo ello, la compañía se ha marcado entre sus principales metas el objetivo de “que en 2023 la suma de las ventas que realizamos a través del canal digital y las procedentes de geografías de fuera de Europa”, explica Ojinaga, “representen un 60 por ciento de la facturación total de Desigual”, frente al 45 por ciento en el que dicho porcentaje se situaría en estos momentos. “El despliegue de este proyecto de expansión digital nos permitirá acabar este año con presencia en 150 países a través de desigual.com”, detalla el director ejecutivo de Desigual; en relación a una internacionalización digital que se verá acompañada con la entrada de la multinacional en nuevas “geografías clave”, también de manera física. Siguiendo así con la estrategia seguida a lo largo de todo este último 2020 en el que la compañía entró en 16 nuevos mercados, llevando a cabo aperturas como las “tiendas en Sudáfrica e India, además de la expansión en Japón”.

Photo Credits: Desigual, página oficial de Facebook.