Desigual facturó 933 millones de euros en 2015

Desigual cerró el año 2015 con una facturación de 933 millones de euros, cifra que supone un descenso del 3 por ciento respecto al ejercicio anterior. Estos resultados obedecen a la moderación en las ventas y a la limitada contribución de ventas adicionales por parte de tiendas abiertas en el último semestre del año pasado.

Mientras que Francia y España registraron un descenso en su facturación, el buen comportamiento del negocio fuera de los mercados europeos (especialmente en Latinoamérica), donde la presencia de Desigual todavía es moderada, evidencia el potencial de la marca en dichas geografías, que actualmente representan un 10 por ciento de la facturación.

El EBITDA decreció un 24 por ciento respecto al 2014 situándose en 200 millones de euros (un 21 por ciento de sus ventas), fundamentalmente como consecuencia de la bajada de la facturación y del esfuerzo inversor realizado para la apertura de tiendas, especialmente en el último trimestre del 2014. El net cash de la compañía ascendió a 298 millones de euros en diciembre de 2015, 75 millones más que en la misma fecha del año anterior.

En paralelo, Desigual inició la revisión de su modelo de negocio en el último trimestre de 2015 y puso en marcha un plan de eficiencia, que continuará durante el año en curso, con el objetivo de mejorar la rentabilidad de la compañía. La red de distribución, las geografías y las categorías están siendo sometidas a revisión para adoptar las acciones más adecuadas a este fin, a corto y medio plazo.

Plan estratégico de transformación

Desigual definió a finales de 2015 un plan estratégico de transformación a medio plazo, cuyo objetivo es preparar la siguiente fase de crecimiento de la compañía. La estrategia de transformación pasa por definir un modelo de negocio orientado al cliente, apostando por la innovación en el producto y la optimización de las sinergias entre los diferentes canales en los que opera la compañía.

Dicha transformación se materializará, en las próximas temporadas, en una nueva segmentación de la colección y una mayor renovación del producto en tienda (hasta cuatro veces por temporada) para ajustarse a la demanda del consumidor.

Los recientes nombramientos de Pierre Cuilleret como Chief Client Officer -responsable de las áreas directamente relacionadas con el cliente, así como canales de venta y marketing- y Alberto Ojinaga como Chief Corporate Officer -quien liderará las funciones corporativas que integran la gestión de recursos y operaciones- se enmarcan en este proceso de transformación de la compañía, así como la creación de una Oficina de Transformación que garantizará la implantación de todos los proyectos que conlleva esta nueva etapa.

En la actualidad la compañía, con cerca de 5.000 empleados, está presente en más de 100 países a través de 16 canales de venta y más de 500 tiendas propias, 7.000 tiendas multimarca, 2.700 córners en grandes almacenes y más de 11.000 puntos de venta de nuevas categorías, 23 tiendas online propias y ocho categorías de producto: Woman, Man, Kids, Accesories, Shoes, Living, Sport y Beauty.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO