La filial irlandesa de Debenham ha anunciado sus salida del ‘examinership’ o protección judicial para hacer frente a la bancarrota, tres meses después de solicitar acogerse a dicha protección

El tribunal que concedió esta medida de protección a la filial irlandesa del operador de grandes almacenes británico también expuso una relación díscola entre Debenhams y la familia Roche, uno de los propietarios del minorista, motivada por las disputas sobre el control de dos de sus instalaciones principales en Dublín y Cork, informó el 'Irish Independent'.

De hecho, la familia Roche vendió su cadena de grandes almacenes a la matriz 2006 por 29 millones de euros.

Y si bien había surgido durante el proceso de examinership que tres puntos de venta estaban en grave riesgo de ser cerrado, se entiende que Debenhams estaba dispuesto a bajar las persianas de hasta cinco tiendas a menos que pudiera asegurar las reducciones de renta que necesitaba .

Debenhams actualmente opera cuatro tiendas en Dublín, dos en Cork, y también está presente en Galway, Limerick, Newbridge, Tralee y Waterford. La compañía ahora sólo buscan 98 bajas voluntarias y no las obligatorias.

Kieran Wallace de KPMG fue el administrador de la rama irlandesa de Debenhams, que saldrá con éxito del proceso de administración a finales de semana.

Debenhams Retail (Irlanda) reportó ventas de 166 millones de euros el año pasado, después de haber perdido 22,6 millones de euros en los últimos tres años. Su partida de gastos destina a alquiler 25 millones de euros, mientras que los gastos de personal ascienden a 36,6 millones de euros al año, según informa el 'Irish Times'.

Imagen: Debenhams Web

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO