Ser ágil, centrarse en el canal digital, ser los más rápidos en llevar a mercado nuevas propuestas y centrarse en el cliente son algunas de las claves para que los jugadores de la industria de la moda le saquen el mayor partido posible al nuevo año.

En un informe reciente titulado "The State of Fashion", la consultora internacional McKinsey y ‘Business of Fashion’ destacan algunas de las claves para que los minoristas de moda entiendan y aprovechen las oportunidades que les brindará 2019.

Según el informe, 2019 será un despertar después del ‘tanteo’ de 2018, un momento para que las empresas de moda vean las oportunidades y no solo intenten salir al paso a los desafíos del momento. Los expertos de McKinsey y ‘Business of Fashion’ resaltan que "los que tendrán éxito habrán llegado a la conclusión de que tienen que auto-desafiarse y redefinir su modelo de negocio”.

"Independientemente del tamaño y el segmento, los jugadores ahora deben ser ágiles, pensar primero en lo digital y lograr una velocidad cada vez más rápida para sacar a mercado sus propuestas”, resumen los autores del estudio. Además, recomiendan a los minoristas que adopten una postura activa en temas sociales y satisfagan las demandas de los consumidores de transparencia y sostenibilidad radicales.

El catalizador de este cambio reside en la capacidad de "tener el coraje de interrumpir su propia identidad y realizar estos cambios y ganar nuevas generaciones de clientes".

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO