• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Cómo está afectando la pandemia a la cadena de producción de moda a nivel mundial

Cómo está afectando la pandemia a la cadena de producción de moda a nivel mundial

Por Regina Henkel

13 ago. 2020

Empresas

La pandemia del Coronavirus ha golpeado duramente las cadenas de suministro globales de la industria textil. ¿Cómo se están recuperando? ¿Qué cambios traerá consigo la pandemia? Los fabricantes de ropa, las plataformas de abastecimiento y los compradores hablan de sus expectativas para el futuro y dan su opinión sobre la tendencia al "nearshoring" (cambiar los proveedores por otros más cercanos).

Cancelaciones: el beneficio es para los fabricantes de premium

A mediados de marzo, cuando el aislamiento estaba en pleno apogeo en Europa, Gerhard Flatz pudo reabrir su fábrica textil KTC en el sur de China. En KTC, que cuenta con unos mil quinientos empleados, produce colecciones de ropa altamente técnica para marcas deportivas internacionales como Mountain Force, Mammut, Helly Hansen o Rapha. La crisis del Corona afectó primero a China, como es bien sabido, y golpeó a KTC exactamente en el momento en que la fábrica se tomaba dos semanas de descanso para el Año Nuevo en enero.

El director general Gerhard Flatz estaba en Europa en ese momento y tuvo que organizar a distancia el cierre de la fábrica. Regresar ya no era posible. La fábrica estuvo cerrada durante cuatro semanas en total. En cumplimiento de numerosos requisitos de higiene, ha estado funcionando normalmente desde marzo. ¿Se cancelaron los pedidos? "Hubo cancelaciones, pero sólo esporádicas, sobre todo en los casos de tallas dobles. Los productos almacenados no tienen ninguna oportunidad en el comercio minorista en este momento", dice Gerhard Flatz. La estrategia premium de su empresa da sus frutos, dice el austriaco. "Hacemos piezas de marca, productos de los que las marcas no pueden prescindir."

La pandemia aumenta la emigración de China

No todas las fábricas de ropa en China marchan tan bien. "Con la fuerte caída de los pedidos internacionales, la mayoría de las empresas exportadoras de prendas de vestir chinas han visto una disminución significativa de su carga de trabajo, algunas empresas han tenido que reducir las horas de trabajo y algunas pequeñas y microempresas exportadoras están bajo una enorme presión para sobrevivir", dijo Chen Dapeng, vicepresidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Confección de China, a principios de junio. Aunque los informes recientes de China informan de una recuperación inesperadamente rápida, esto no cambia el hecho de que la industria de la confección china continúa reduciéndose.

"Desde la perspectiva de los fabricantes, la producción de ropa china ha ido disminuyendo en los últimos años; la pandemia no hizo sino acelerar una tendencia que ya estaba en marcha", dice Edwin Keh, Director General del Instituto de Investigación del Textil y la Confección de Hong Kong. El desarrollo demográfico en China, el aumento de los costos de la mano de obra y, no menos importante, las tensiones comerciales y los aranceles entre los Estados Unidos y China han impulsado la producción en los países vecinos. La pandemia ha confirmado una vez más "que la producción con uso intensivo de mano de obra es difícil y no deseable para China", dice Keh.

Los beneficiados: Norte de África, Turquía, Europa Oriental

El temprano cierre de China impulsó aún más la migración. "Después del bloqueo en China, comenzó una intensa búsqueda de alternativas en otros países", explica Jonas Wand, CEO de la plataforma de abastecimiento digital Foursource. En muy poco tiempo, hubo que forjar nuevas asociaciones y finalmente romperlas de nuevo porque la crisis también llegó allí. Los fabricantes de la India o Bangladesh pueden beneficiarse, pero su situación es difícil. Los cierres, el éxodo de los trabajadores rurales y la falta de ética en los pagos de los clientes extranjeros están llevando a muchas empresas a la quiebra.

Según datos de la Asociación de Fabricantes y Exportadores de Ropa de Bangladesh (BGMEA), un total de mil ciento cincuenta fábricas de ropa del país tuvieron que cancelar o suspender pedidos por valor de 3.180 millones de dólares estadounidenses. Muchas fábricas no sobrevivirán. El resultado: "En Turquía y el norte de África, las capacidades se están llenando y Estados Unidos está mirando hacia México" explica Godecke Wessel, co-director general de Foursource. ¿Se está acercando de nuevo la producción a los mercados de consumo? "China sigue representando el 40 por ciento de la producción mundial, lo que significa enormes capacidades. No es posible pensar que sean desmanteladas o reubicadas rápidamente. Pero sí es concebible una mayor cercanía para las tendencias rápidas, por ejemplo, de África del Norte, Europa del Este o Turquía", dice Wessel.

Las dificultades en el suministro podrían continuar hasta el año 2021

La situación caótica de la cadena de suministro continúa. Con un brote escalonado de coronavirus en diferentes países, las fábricas han sido cerradas en diferentes momentos o han tenido que reducir su producción. Mientras tanto, todo vuelve a funcionar relativamente sin complicaciones en China, observa Miriam Anlauf, directora de compras de artículos de mujer y ropa de boutique de la cadena de tiendas de moda alemana Peek & Cloppenburg Düsseldorf, que tiene más de quinientas marcas en su gama de productos, incluyendo marcas propias.

En muchos países de proveedores, sigue ocurriendo que las mercancías están disponibles pero no se realiza el envío, por ejemplo porque no se dispone de empleados portuarios, dijo Anlauf. "Hay los llamados "black sailings" donde las mercancías estaban listas pero nunca fueron recogidas. Sin duda habrá retrasos en los próximos seis a ocho meses porque las fábricas de algunos países siguen trabajando sólo parcialmente y con una fuerza de trabajo reducida".

La compradora de P&C también es responsable de la compra y estrategia de las marcas propias Christian Berg, Review y Montego conjuntamente con los encargados de la colección. Peek & Cloppenburg compra textiles de marcas propias actualmente procedentes de China, Bangladesh y Turquía, con cuotas que varían según la temporada. "Para la próxima temporada Primavera/Verano 2021, estamos revisando dónde hacer qué pedidos, para poder recibir al menos parte de la mercancía en caso de que haya otro cierre o aumente el número de casos en los distintos países", dice Anlauf. "Contamos con diferentes países".

¿Es el nearshoring la nueva tendencia?

¿Cuáles serán los efectos a largo plazo de este cambio? Edwin Keh del Instituto de Investigación del Textil y la Confección de Hong Kong no cree en soluciones de nearshoring a largo plazo. "Para las marcas y clientes occidentales, la respuesta a corto plazo es pensar en soluciones de onshoring o nearshoring. Pero en realidad, esto requiere inversiones considerables. La búsqueda de rapidez, transparencia y agilidad, a la vez que se reducen los costos y los riesgos de inventario, no significa un cambio sucesivo de táctica, sino un cambio radical y estratégico. Sólo unas pocas empresas tienen los medios para hacer más que reconstruir y sobrevivir a corto plazo. Yo esperaría que con alguna prueba de producción en los países vecinos, pronto podremos volver a la normalidad".

Buscar soluciones digitales

Generalmente se considera que la digitalización ha sido favorecida por la crisis. La plataforma de sourcing Foursource recibió un gran impulso durante la crisis. "Al principio, toda la actividad se congeló. Pero después de unas semanas, la situación cambió", añade Wand. Se han cancelado las ferias y los viajes al extranjero difícilmente se han llevado a cabo hasta ahora, por lo que muchas empresas de ropa están buscando nuevas soluciones digitales. "El tráfico se ha duplicado aproximadamente desde que se inició la pandemia. Sólo en Baviera, contamos con un número de usuarios de cinco dígitos y representamos alrededor del 16 por ciento de la producción mundial", dice Wand. Foursource también es socio tecnológico de la primera Digital Global Apparel Sourcing Expo 2020 de la International Apparel Federation (Federación Internacional de la Industria del Vestido). La feria comenzó el 15 de julio y durará hasta el 14 de agosto. En la actualidad, la plataforma se utiliza exclusivamente para la presentación de prêt-à-porter. En septiembre, los fabricantes de tejidos se presentarán por primera vez en linea.

Este artículo ha sido previamente publicado por FashionUnited.de y traducido y editado por Belén Bednarski

Photo: Kua Chee Siong / Singapore Press Holdings via AFP