• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • CCOO plantea la creación de una “tasa Amazon” para los repartos de bienes y servicios

CCOO plantea la creación de una “tasa Amazon” para los repartos de bienes y servicios

Por Jaime Martinez

19 ago 2021

Empresas

Photo Credits: Unsplash.

Madrid – La transformación digital de la economía está resultando en uno de los mayores retos a los que debe saber hacer frente toda aquella empresa que busque garantizar su viabilidad. Una revolución que se ha acelerado, como bien venimos señalando desde FashionUnited, con motivo de esta pandemia por coronavirus, fruto de un cambio en los métodos de consumo por parte de todos nosotros, los consumidores, que no solamente está incentivando la metamorfosis digital de las empresas, sino que también está provocando fuertes reajustes en otros ámbitos que van desde el mercado laboral, a la propia situación en la que quedan nuestras ciudades. En cuyas calles y avenidas no han cesado de sucederse los cierres y las clausuras, prácticamente sin excepción, muestra de la pérdida de rentabilidad que se les estima a unos cuyas ventas los grandes Grupos y empresas están logrando compensar a través del canal digital. Vía que se ha mostrado como un auténtico salvavidas para muchas de ellas en el tiempo en el que las restricciones, a causa del coronavirus, no han hecho más que atenazar la actividad comercial a través del medio físico.

Bien sabedores de esta serie de cambios, desde el sindicato Comisiones Obreras han propuesto a la comisión de expertos para la reforma fiscal, la creación de lo que no han denominado sino como “tasa Amazon”. Un nuevo impuesto que buscaría gravar el reparto físico de bienes y servicios, con el que estimarían que podrían llegar a recaudarse hasta 2.300 millones de euros.

Una “tasa Amazon” de entre 3 y 10 euros por reparto

Según explicarían desde el propio sindicato a través de la documentación presentada a la mencionada comisión, el objeto de la tasa sería la de compensar las pérdidas por falta de recaudación y de generación de empleo propiciadas por la supresión de un buen número de comercios minoristas y de establecimientos de restauración, como consecuencia de la digitalización de la economía.

Para ello, desde CCOO explican en su propuesta, a la que ha tenido acceso la agencia de noticias Europa Press y de la que ya se han hecho eco diferentes medios generalistas, que la nueva “tasa Amazon” se encargaría de gravar el reparto físico de bienes y servicios que se faciliten a través de una red comercial o de establecimientos no minoristas. Y estarían obligados a abonarla todas aquellas empresas con una facturación, nacional o internacional, por encima de los 750 millones de euros, y en las que menos del 75 por ciento de sus ventas se distribuyan a través de una red minorista. Estimando para ello el sindicato que debieran hacer frente a una tasa de entre 3 y 10 euros por reparto, con la que se lograría generar una recaudación de entre 689 y 2.300 millones de euros. Un gravamen que desde CCOO, y a la luz de las informaciones que por ahora han trascendido, no explican si finalmente terminaría repercutiendo de manera directa, no sobre las empresas, sino sobre los consumidores llegado el momento de formalizar sus compras y pedidos.

Subida del IVA y de otros impuestos para hostelería y restauración

Como parte de su misma propuesta de reforma fiscal, el sindicato, que aplaude la introducción de la “tasa Google” pero critica la de transacciones financieras impulsada por el Ejecutivo, también ha planteado a la comisión la opción de rebajar al tipo reducido o superreducido del IVA de todos los suministros relacionados con el hogar, desde la comunidad, al gas, la electricidad o el consumo de agua. Planteando como compensación a la pérdida de recaudación que se produciría, el aumentar otros impuestos o el propio IVA para los sectores de la hostelería y de la restauración.

Transición verde: prohibición de los vuelos cortos y cierre de los centros de las ciudades

Como propuestas para impulsar la transición verde del sistema económico y social de nuestro país, Comisiones Obrera plantea en esta línea una serie de alternativas a la denominada como “fiscalidad verde”. La cual, si bien valora, estima que podría generar efectos distributivos desiguales que terminen favoreciendo a los más pudientes.

En este sentido, el sindicato plantea desde el cierre del centro de las ciudades, a la prohibición de los vuelos de corta distancia cuando existan alternativas menos contaminantes, el diseño de ciudades “multicentro” con todos los servicios a menos de 15 minutos de distancia a pie, o el mejorar la accesibilidad a los servicios públicos y privados a través del canal online, evitando así los desplazamientos contaminantes innecesarios. Y todo ello impulsado con un mayor uso de energías renovables y de mayores inversiones en un I+D que permita el desarrollo y la implementación de tecnologías limpias.

“Los ricos se pueden escapar más fácilmente de la imposición verde comprándose, por ejemplo, un coche eléctrico, aislando mejor su hogar” o “colocando placas solares en su vivienda”, explica el sindicato. Por ello, “a estas alturas de emergencia climática cabe preguntarse si la imposición verde puede jugar un papel suficientemente eficaz”, o si por el contrario “se requieren intervenciones más contundentes y dirigidas a través de la regulación que impliquen incluso la prohibición de algunos comportamientos especialmente contaminantes”. Puesto que la norma de “quien contamina paga”, “se puede transformar”, y así lo estarían reflejando distintos datos, “en quien paga contamina”.

Cotizar por los ingresos reales y un tipo mínimo del 15 por ciento sobre el beneficio de las empresas

En cuanto a los demás aspectos a destacar de la propuesta presentada por CCOO, en lo concerniente al IRPF, el sindicato apoya la reciente subida de tramos y de tipos en la base general y del ahorro. Mientras que para las cotizaciones sociales, el sindicato propone eliminar el sistema de módulos en el IRPF y que los autónomos coticen por sus ingresos reales, así como el eliminar el tope de las bases máximas de cotización, y el que las pensiones máximas evolucionen en función de los nuevos máximos que se vayan produciendo.

Por último, en lo que concierne a Impuestos de Sociedades, el sindicato habría propuesto simplificarlo de exenciones y deducciones, así como revisar la fiscalidad de las SICAVs; limitar a 4 años la compensación de bases negativas y deducciones pendientes; gravar la repatriación de dividendos; y establecer un tipo mínimo del 15 por ciento sobre los beneficios, que debería de abonarse independientemente del resultado que arrojase la declaración de impuestos. Medidas que conllevarían, estiman desde CCOO, un aumento de la recaudación de unos 9.000 millones de euros.

CCOO
GOBIERNO DE ESPAÑA
impuestos y tasas
LOGISTICA
sindicatos
tasa amazon