Authentic Brands compra Forever 21 por 81 millones de dólares

Madrid – Tras anunciar hace solamente unas semanas la puesta en marcha de una nueva estrategia orientada a rehacer su maltrecha estructura empresarial, la estadounidense Forever 21 cae en manos de Authentic Brands, matriz entre otras de la revista Sports Illustrated, de las firmas de moda Nine West, Nautica y Juicy Couture o de los grandes almacenes neoyorquinos Barneys. Todo ello después de que sus propietarios, la pareja coreano-estadounidense formada por Do Won Chang y Jin Sook Chang, hayan alcanzado finalmente un acuerdo para vender el resto de los activos de la compañía —que se declaraba en quiebra el pasado mes de septiembre— por la cantidad de 81 millones de dólares (73,29 millones de euros). Una cifra que palidece frente a los cerca de 8 mil millones de dólares en ingresos que llegó a generar Forever 21 en su mejor momento.

Según desvelan diferente fuentes, entre ellas la estadounidense Forbes, el acuerdo se alcanzó finalmente el pasado domingo después de que los principales acreedores de Forever 21, los fondos de inversión Simon Property Group y Brookfield Asset Management, aceptasen la oferta presentada por Authentic Brands Group. Un acuerdo en firme, que sin embargo queda sujeto a que no se presente una oferta superior por la compañía antes del viernes, así como al visto bueno del juez responsable del proceso de liquidación en el que se encuentra inmersa la compañía.

De emigrantes sin recursos a la lista Forbes de los más ricos

Pareja de emigrantes surcoreanos, los Chang llegaron a Estados Unidos a comienzos de la década de los 80. Sin formación universitaria y con escasos recursos económicos, lograron a base de sumar trabajos y mucho sacrificio reunir en tres años la suma de 11.000 dólares. Cantidad que destinarían a la apertura de su primera tienda de moda en Los Ángeles. Un establecimiento que abría sus puertas bajo el nombre de “Fashion 21”, y con el que lograban recaudar cerca de 700.000 dólares durante el primer año.

Convertida en toda una sensación, se iniciaba entonces un ambicioso plan de expansión que les conduciría a la apertura de una nueva tienda cada seis meses. Llegando en 2011 a contar con un total de 480 tiendas repartidas por diferentes regiones del mundo, a través de las que generaban cerca de 2 mil millones de dólares en ingresos. En los siguientes años el tamaño de la compañía continuaría creciendo, hasta alcanzar el número de las 300 tiendas al tiempo que el patrimonio neto de los Chang, que entraban en la lista Forbes de los más ricos del mundo, se disparaba hasta los 6 mil millones de dólares. Tocando la cima de los 8 mil millones de dólares en ingresos en 2017, de una multinacional que ya poseía tiendas desde Tokio a Nueva York, pasando por Ámsterdam, Riad o São Paulo.

Todo cambiaría con el tan temido “apocalipsis retail” y los cambios en los modelos tradicionales de consumo. Que provocaban en 2016 una caída del 10 por ciento de las ventas de Forever 21, hasta los 4 mil millones de dólares. Para al siguiente ejercicio caer otro 15 por ciento, hasta los 3,4 mil millones. Todo ello al tiempo que sus principales competidoras, Inditex y H&M, continuaban copando mercado y ampliando sus volúmenes de ventas e ingresos. Una larga travesía cuesta abajo que finalmente llegaba a su fin con la declaración de bancarrota de la empresa en septiembre de 2019. Noticia a la que seguiría el anuncio del cierre de todas sus tiendas en Japón, así como otras 200 en Estados Unidos y en diferentes mercados asiáticos. Negras perspectivas de las que desde Forever 21 buscaban salir reforzados poniendo en funcionamiento un ambicioso plan de transformación digital, que no se sabe a ciencia cierta cómo continuará implementándose de finalmente cerrarse su venta a Authentic Brands.

Photo Credits: Forever 21.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO