• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Así son los nuevos “Zara Estudios”: 67.000 metros cuadrados de espacio medioambientalmente eficiente

Empresas

Así son los nuevos “Zara Estudios”: 67.000 metros cuadrados de espacio medioambientalmente eficiente

Por Jaime Martinez

4 mar. 2021

Madrid – El Grupo Inditex inaugurará, el próximo 17 de marzo, las nuevas instalaciones de su buque insignia, la cadena de moda Zara. Un edificio medioambientalmente eficiente de 67.000 metros cuadrados, que la compañía destinará a albergar los nuevos estudios dedicados a la producción de todo el contenido online dirigido a Zara.com, así como a acoger el departamento central de diseño de Zara Man, la línea de moda hombre de Zara.

La construcción del recinto se enmarca como parte de los trabajos de mejora que la multinacional está llevando a cabo de las instalaciones de su sede central, en Arteixo. Unas labores a las que está destinando una inversión total por valor de 130 millones de euros, y que van encaminadas, no ya únicamente a ampliar la cantidad de metros disponibles desde los que poder continuar impulsando el crecimiento de sus distintas marcas comerciales, sino a dotar a los mismos, tal y como es el caso de estos nuevos “Zara Estudios”, de los últimos avances en materia de sostenibilidad, tecnología y eficiencia energética.

Así pues, el nuevo edificio “representa el mejor ejemplo visual de la estrategia de la compañía”, no dudaba en explicar Pablo Isla, presidente de Inditex, a través de unas declaraciones difundidas desde la propia multinacional textil. Tanto “por la inversión que conlleva en tecnología de enfoque integrado entre tiendas y online”, detalla Isla, como por la “incorporación de los sistemas más avanzados de sostenibilidad”.

Un exterior eficiente y un interior bañado de luz natural

Con sus 28 metros de altura, exteriormente el edificio se encuentra recubierto por un total de 720 módulos de vidrio de alta eficiencia energética, intercalados por un océano de pilares estructurales en aluminio. Un ritmo de fachada que permite dotar el interior del nuevo recinto de una gran cantidad de luz natural, al tiempo que conseguir unos espacios de trabajo interiores más diáfanos. Característica esta que hace que las instalaciones resulten plenamente flexibles y tengan la capacidad de poder adaptarse y modularse según las necesidades operacionales que busque la compañía a cada momento.

“Todos los espacios son abiertos y se ha establecido un ágora central, un entorno que invita al encuentro o a la relajación, y que permite reuniones entre diferentes equipos”, detallan desde el Grupo textil; en relación a una solución que sigue el ejemplo de “las anteriores ampliaciones de la sede de Arteixo”. Unas obras que en este caso se han llevado a cabo por el estudio de arquitectura Batlle i Roig, colaboradores de Inditex en la construcción de otras instalaciones del Grupo, como sus sedes de Pull&Bear, Massimo Dutti y Stradivarius.

Con unos estudios de grabación de 9.000 metros cuadrados

Poniendo nuestra atención ya en el espacio interior, la planta baja y primera de estas nuevas instalaciones se dedicarán a albergar el departamento central de diseño de Zara Man. Lo que permitirá integrar un amplio showroom con una extensa área de patronaje, “esencial para la creatividad de los diseñadores”, apuntan desde Inditex, llegada la hora de componer esas nuevas piezas de sus colecciones que terminarán exhibiéndose en esas áreas de showroom, “donde se presentan, discuten y coordinan las futuras colecciones y que también van a ver ahora ampliados sus espacios”.

Será ya en las plantas segunda y tercera del edificio donde se ubicará el espacio dedicado a la gestión de la página web de Zara. Un departamento integrado por un equipo multidisciplinar, en el que tienen cabida desde los estilistas encargados de trabajar junto a los diseñadores en la mejor forma de presentar las colecciones, hasta los ingenieros, programadores y el resto del equipo dedicado a desarrollar y dar servicio a las soluciones omnicanales de la cadena, así como a la gestión de su inventario y al resto de servicios —incluida la atención al cliente— que la compañía pone a disposición de su público. Incluyéndose también en esta parte del complejo el área de I+D, desde la que la compañía acomete el desarrollo de sus últimas innovaciones, incluidas sus nuevas fórmulas de packaging sostenible y el resto de soluciones adoptadas en materia de sostenibilidad.

Por último, en la cuarta y última planta del complejo, nos encontraremos con el espacio reservado a los platós. Con un total de 9.000 metros cuadrados, bañados de luz natural, en los que fotógrafos, modelos, estilistas y maquilladores se encargarán de dar vida a las distintas prendas, colecciones y estilismos que veremos más tarde reflejados en la página y tienda online de la cadena. Unas labores de visibilidad que se llevarán a cabo a través de los ocho cicloramas fijos con los que cuenta en la actualidad el espacio, que “está diseñado para adaptarse en todo momento a la versatilidad de las campañas de Zara”; así como del apoyo del equipo de editores de la cadena. Encargados de seleccionan las imágenes que finalmente se subirán al medio digital, y cuyas labores igualmente desempeñarán desde esta área del edificio.

Espacio hiperconectado

Teniendo en cuenta las funciones a las que dará cabida este nuevo edificio, no es de extrañar que la conectividad y el acceso a la red a una máxima velocidad haya sido un punto especialmente ha desarrollar con el fin de facilitar aún más los trabajos de los distintos equipos. Apostándose para ello por dotar a las instalaciones de la última tecnología Wifi con acceso a las redes 6 y 5G.

“El edificio está dotado con los últimos avances en conectividad a través de Wifi 6 y 5G”. Lo que facilita, detallan desde Inditex, “la utilización de novedosas herramientas tecnológicas”, como “las pantallas LED dobles”. Que “permiten que cualquier usuario de las instalaciones pueda proyectar sobre ellas a través de Wifi sin necesidad de otro tipo de conexión”.

Un edificio medioambientalmente eficiente y sostenible

Conectado en el resto de la sede central de Inditex a través de una pasarela acristalada, uno de los aspectos en los que más se ha incidido para su concepción es en la sostenibilidad y la eficiencia del recinto. Que cumple con los estándares US Green Building Council (USGBC) y que aspira a poder alcanzar su máxima certificación, la LEED Platino, gracias a un eficiente uso de los recursos.

Un punto que el complejo desarrolla mediante medidas como un depósito subterráneo que permite reaprovechar el agua de la lluvia, una gestión centralizada y monitorizada de la climatización, ese diseño exterior con el que se estima que se genere un ahorro energético del 22 por ciento, un sistema de iluminación de alta eficiencia o con las 554 placas fotovoltaicas instaladas en su cubierta. Unos paneles que, junto a los 2.826 instalados en el parking exterior, permiten generar la mitad de la energía de la que necesitará el edificio, toda ella procedente de fuentes renovables. Sin olvidarnos de un jardín exterior diseñado mediante plantas autóctonas o adaptadas al clima local, lo que permite reducir su consumo de agua, ni el uso de unos materiales igualmente adaptados a los estándares de Inditex en materia de sostenibilidad.

“Uno de los aspectos que más destaca del nuevo edificio y en el que más empeño se ha hecho es en todo lo relacionado con la sostenibilidad”, subrayan desde Inditex. “El edificio ha sido diseñado en función de conceptos bioclimáticos”, añaden, “ha sido construido con materiales respetuosos con el medio ambiente y dispone de instalaciones de alta eficiencia”. Aspectos que se ven reflejados en un sistema estructural prefabricado que “ha sido realizado con materiales reciclados”, mientras que “los acabados interiores son de bajo contenido en Compuestos Orgánicos Volátiles”, lo que contribuye “a una mejora en la calidad del aire interior”, y el mobiliario empleado cuenta con una “declaración ambiental de producto” y con un certificado “de origen responsable”.

Photo Credits: Cortesía de Inditex.