• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Abercrombie se hunde en bolsa un -28 por ciento tras entrar en pérdidas y rebajar previsiones

Abercrombie se hunde en bolsa un -28 por ciento tras entrar en pérdidas y rebajar previsiones

Por Jaime Martinez

25 may 2022

Empresas

Photo Credits: Abercrombie&Fitch, página oficial de Facebook.

La multinacional de la moda estadounidense Abercrombie&Fitch, compañía matriz de la marca de modas homónima así como de las firmas y cadenas Hollister, Gilly Hicks, Social Tourist y de YPB, su nueva firma de moda deportiva, daba a conocer a última hora de ayer una última actualización sobre sus cuentas relativa al primer trimestre de su actual ejercicio fiscal de 2022. Periodo finalizado el pasado 30 de abril, durante el que la compañía volvió a entrar en pérdidas a pesar de aumentar su volumen de facturación. Circunstancia derivada del aumento de los costes y de una disparada inflación, que han llevado a la dirección de la multinacional a terminar rebajando sus previsiones para lo que resta de ejercicio. Decisión que ha terminado empujando a las acciones de la compañía a registrar una caída del 28,58 por ciento de su valor en solamente una única sesión, siguiendo así con las agudizadas caídas experimentadas por las grandes multinacionales de la moda a lo largo de estas últimas semanas.

En boca de una gran parte de la sociedad a cuenta del polémico documental “White Hot” que ha comenzado a retransmitir la plataforma de streaming Netflix de manera reciente, cinta en la que se narran los años de éxito (y polémica) de la empresa durante su ya más que superada etapa bajo la dirección del ejecutivo Mike Jeffries, Abercrombie ha arrancado este inicio de ejercicio registrando durante el primer trimestre unas ventas totales por valor de 812,76 millones de dólares. Cifra que representa un aumento del +4 por ciento frente a los 781,40 millones de dólares recogidos durante el mismo periodo de 2021; así como de un +67,46 por ciento con respecto a los 485,35 millones que llegaba a reunir durante el mismo primer trimestre de 2020, y siendo un +10,73 por ciento más que frente a los 733,97 millones del de 2019, último ejercicio que se llegó a completar al margen de los efectos de la pandemia por coronavirus.

Como bien apuntábamos al inicio de estas líneas, a pesar de este aumento de la facturación de la multinacional, el imparable aumento de sus costes operativos ha terminado finalmente comiéndose el terreno ganado en ventas, dejando a la compañía registrando al cierre del trimestre unas pérdidas netas atribuidas por valor de -16,46 millones de dólares. Valor muy alejado del beneficio de hasta 41,76 millones de dólares que llegaba a generar durante el mismo periodo del pasado 2021, muy distante eso sí de las pérdidas de hasta -244,14 millones del de 2020, y ligeramente inferiores a las pérdidas de -19,15 millones de dólares de 2019.

A este mismo respecto, “las ventas netas durante el primer trimestre superaron las expectativas, aumentando un +4 por ciento hasta los 813 millones de dólares, nuestro registro más alto en un primer trimestre desde 2014”, se encargaba de remarcar desde una perspectiva abiertamente positiva Fran Horowitz, directora ejecutiva de Abercrombie&Fitch, a lo largo de unas declaraciones hechas públicas por la propia multinacional estadounidense.

Rebaja de previsiones, frente a unos costes operativos disparados

Profundizando en el comportamiento experimentado por la compañía en este arranque de ejercicio, por marcas, a pesar de una ligera contracción de las ventas del -3 por ciento, hasta los 428,83 millones de dólares, Hollister se mantuvo como la principal cadena comercial de la multinacional estadounidense; seguida eso sí muy de cerca por una Abercrombie cuyas ventas se han disparado un +13 por ciento, hasta los 383,92 millones de dólares.

Mientras tanto, por regiones, los Estados Unidos siguieron posicionándose como el principal mercado para la multinacional, con unas ventas que han aumentado un +6 por ciento, hasta los 585 millones de dólares. Aumento que llegó a situarse en un +3 por ciento, hasta los 163,69 millones de dólares en EMEA, crecimiento que se vio duramente frenado por una región del APAC en la que las ventas llegaron a caer hasta un -35 por ciento, hasta los 29,89 millones de dólares, principalmente como consecuencia de la ralentización experimentada en China como respuesta a las últimas restricciones impuestas a cuenta de la pandemia por coronavirus. Encargándose de cerrar esta lista de mercados un capítulo con las “otras” regiones en las que opera la compañía, y en las que en suma ha conseguido aumentar sus ventas un +50 por ciento, hasta los 33,79 millones de dólares.

“Los resultados han llegado impulsados por la solidez de la marca Abercrombie&Fitch, cuyas ventas globales se mantuvieron por encima de las previsiones”, entraba a detallar Horowitz. Mientras tanto, “las ventas netas de Hollister estuvieron en línea con las expectativas”, y por regiones, “los Estados Unidos siguieron reflejando un rendimiento superior, las ventas netas en EMEA volvieron a territorio positivo y APAC se vio afectada por los bloqueos por Covid en China”.

A lo largo del trimestre, “continuamos reduciendo nuestra actividad promocional, contribuyendo así a firmar nuestro octavo trimestre consecutivo con una mejora de AUR”, el precio de venta medio de un artículo, pero estos esfuerzos se vieron “más que superados por unos costes de flete y de producto más altos de lo esperado”. Así, “de cara al futuro”, añadía Horowitz, “esperamos que los costes más altos sigan siendo un obstáculo al menos hasta finales de año”. “Continuaremos controlando los gastos de manera estricta, y estamos comprometidos a encontrar nuevas oportunidades que nos permitan compensar estos costes, mientras protegemos nuestras inversiones estratégicas en marketing, tecnología y en nuestra experiencia de cliente, lo que debería impulsar un crecimiento sostenido de las ventas a largo plazo”.

Hundimiento de más de un -28 por ciento en bolsa

De cara a lo que resta de ejercicio, y en respuesta a la alta volatilidad que viven los mercados, incendiada por la caída de la confianza de los consumidores y la espiral inflacionista y de aumento del precio de los costes, la compañía ha terminado ofreciendo una última guía de las perspectivas que maneja para lo que queda de año fiscal. Estimaciones sobre las que ya alerta que serán las últimas que proporcionará este año, como respuesta a dicha volatilidad.

Así pues, “para terminar de alinearse con las prácticas de la industria y con los planes de la compañía dirigidos a flexibilizar sus gastos operativos en respuesta a la volatilidad en los fletes y otros gastos, a partir de este trimestre la compañía ya no proporcionará una perspectiva anual completa”, así como tampoco “una perspectiva trimestral”, advierten desde Abercrombie. Dejando así como sus últimas previsiones el que, para el segundo trimestre del ejercicio, estiman llegar a registrar una caída de las ventas de un dígito de rango medio, principalmente como respuesta al impacto de la inflación sobre el consumidor, a los tipos de cambio y a las restricciones en China impuestas como respuesta al coronavirus.

Mientras tanto, para lo que resta de ejercicio completo de este nuevo año de 2022, frente a su anterior perspectiva de llegar a impulsar las ventas en entre un +2 a un +4 por ciento frente a las de 2021, ahora desde Abercrombie trabajan sobre la previsión de llegar a mantenerlas en un rango estable con un aumento de hasta un +2 por ciento. Una suma de factores, estimaciones y perspectivas, que eran las que finalmente terminaban empujando el valor de sus acciones a una caída del -28,58 por ciento, tras pasar de los 26,73 dólares por título a los que cotizaban sus acciones al cierre de la sesión de este lunes, a los 19,09 dólares por acción a los que terminaba cerrando la sesión de ayer martes, 24 de mayo de 2022.

ABERCROMBIE&FITCH
primer trimestre
RESULTADOS FINANCIEROS