Abercrombie&Fitch: decepcionantes resultados en el primer trimestre

Abercrombie&Fitch, propietaria de la marca homónima y la marca Hollister, acaba de publicar sus resultados para el primer trimestre de 2019, y la actividad general ha sido más lenta de lo esperado. A partir de este anuncio, las acciones han caído un 25 por ciento en Wall Street. Durante los primeros tres meses del año, que terminó el 4 de mayo, las ventas en mismas tiendas aumentaron un 1 por ciento, también por debajo del objetivo, fijado en un 1,33 por ciento, mientras que las ventas internacionales cayeron un 6 por ciento durante el período.

Las ventas en mismas tiendas de Hollister aumentaron solo un 2 por ciento, en comparación con el 6 por ciento del año anterior y el 3,3 por ciento esperado por los analistas. Este es el aumento más leve de Hollister de los dos últimos años. Este desempeño a la baja es particularmente preocupante ya que la marca, que se dirige a un público más joven a un precio más asequible, tiene menos recorrido histórico que su hermana mayor, que recientemente ha obtenido buenos resultados en las categorías de surf y lencería.

Las ventas en tienda están por debajo de las perspectivas

Las ventas del grupo en Estados Unidos ascendieron a 734 millones de dólares (659 millones de euros) contra los 733,5 millones de dólares esperados. Durante este período, Abercrombie & Fitch ha visto cómo sus acciones se devaluaban con una pérdida de 29 céntimos por acción, aunque el resultado está por debajo de las previsiones, que estimaban la pérdida en 43 céntimos por acción.

“Hemos conseguido nuestro séptimo trimestre consecutivo de ventas comparables positivas gracias a la fortaleza continua de Hollister y a las ventas de Abercrombie. Hemos por tanto aumentado nuestros ingresos, mejorado el margen operativo y reducido la pérdida neta en comparación con el año pasado”, afirma Fran Horowitz, CEO del grupo.

A raíz de estos resultados, Abercrombie&Fitch quiere seguir centrándose en optimizar su red global de tiendas, una prioridad clave. “Seguimos apostando por nuestra red de tiendas y queremos ofrecer experiencias de marca exclusivas con integración omnicanal para satisfacer las necesidades de nuestros clientes”, señalan desde el grupo. En este sentido, el grupo ha cerrado tres tiendas durante el período, (cinco en total desde 2017), cerrará también su tienda insignia de Hollister situada en el barrio del Soho de Nueva York, y está a punto echar el cierre en Pedder Street, Hong Kong, y Copenhague, Dinamarca. Estas medidas suponen un paso importante en los esfuerzos de optimización de la red global de tiendas de la compañía, que continúa alejándose de los grandes formatos a favor de experiencia de marca más pequeñas.

Estrategia de optimización para la red de tiendas

El grupo confía en sus resultados para finales de año, pero las estimaciones para el segundo trimestre siguen por debajo de las expectativas, con un crecimiento en ventas globales de entre 0 a 2 por ciento, y una estabilización de las ventas en tienda. Abercrombie&Fitch espera así que las ventas globales crezcan y las ventas en tienda mismas tiendas se mantengan estables.

Este artículo ha sido previamente publicado por Fashionunited.ufr y traducido y editado por Paula V. Pinuaga.

Crédito de foto: Abercrombie&Fitch

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO