Abercrombie & Fitch: atrás quedaron los buenos tiempos

Las acciones de Abercrombie & Fitch Co. Sufrieron su mayor caída en casi cuatro meses después de que sus ventas navideñas se quedaran a casi un dos por ciento de las estimaciones de consenso. La confianza del mercado retrocedió más aún al negarse el minorista a oferecr una guía de ganancias.

El problema es, según los expertos del sector, que Abercrombie & Fitch está luchando en muchos frentes al mismo tiempo. A saber, el que fuera uno de los más populares minoristas de ropa para adolescentes sigue buscando un nuevo CEO, tratando de conectar con los ‘Millenials’ y buscando formas de evitar los fuertes descuentos.

Mientras tanto, la compañía ha anunciado que se ha deshecho del jet privado que sus ejecutivos usaban cada día en tiempos mejores y que va a abandonar el mercado australiano tras fracasar en sus intentos de conectar con los clientes del país.

Las ventas en tiendas comparables (aquellas abiertas hace al menos un año así como las órdenes de comercio electrónico) cayeron un 10 por ciento en el cuarto trimestre, más que el 8,2 por ciento proyectado por los analistas, según Consensus Metrix.

La utilidad neta del cuarto trimestre re redujo un 33 por ciento a 44,4 millones de dólares, o 63 centavos por acción, desde los 66,1 millones de dólares, o 85 centavos de un año antes, según datos compilados por Bloomberg.

Un "trimestre mediocre" para Abercrombie&Fitch

"Fue un trimestre mediocre, con debilidad en los EE.UU. e internacionalmente", resumió desde Nueva York el analista Eric Beder de Wunderlich Securities."Abercrombie no tiene la fórmula correcta para operar en un mercado como el de moda adolescente, muy duro." Beder recomienda pues vender las acciones de A&F.

Abercrombie & Fitch: atrás quedaron los buenos tiempos

Prueba de la época calamitosa el minorista se enfrenta en estos momentos era la venta de su jet privado, que coincidió con el anuncio de la compañía de abandonar Australia debido a los malos resultados 'Down Under'.

En un informe publicado la pasada semana, la analista de Morgan Stanley Kimberly Greenberger comentó que las perspectivas para Abercrombie & Fitch Co. En el ejercicio fiscal 2015 eran "peores de lo que se temía”, pese a que el minorista no ha dado ninguna pista ni orientación.

Greenberger señaló que aunque Abercrombie & Fitch no haya querido facilitar una guía de ventas ni de ganancias por acción para 2015, hay dos indicadores negativos: un SG&A (ventas gastos generales y de administración por sus siglas en inglés) en dólares plano, en comparación con las expectativas de u año antes de 65 millones de dólares; y un tipo de más alto de lo esperado.

De cara al mercado internacional, la analista de Morgan Stanley destaca que los márgenes de Ebit han disminuido 750 puntos básicos de forma acumulativa en los últimos dos años y 1.360 puntos básicos en los últimos tres años, aunque siguen siendo 1.000 puntos básicos por encima de los del negocio en EE.UU.

La búsqueda de un CEO avanza a "un ritmo aceptable"

Comentando la falta de un liderazgo claro para la empresa, el presidente Arturo Martínez aseguró al mercado que el proceso de búsqueda de CEO prosigue a un "ritmo aceptable."

Según fuentes cercanas a la empresa, Abercrombie estaría considerando candidatos internos, incluyendo a Jonathan Ramsden, que se unió a la compañía en 2008 y actualmente ostenta e título de director de operaciones. Otros nombres que han sonado son los de Christos Angelides, anteriormente en Next Plc, y Fran Horowitz, ex ejecutivo de Ann Inc.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO