MFW: Ironía y sobriedad en la moda masculina

En la edición número 81 de Pitti Uomo, la moda masculina volvió a ser la protagonista de las pasarelas de Milán y de la Fortezza da Basso de Florencia. Sin embargo, la crisis económica ha hecho que el clima de la fashion week fuera mucho

más sobrio: menos eventos y menos glamour. Un poco tal vez debido al frío, las calles y el tráfico en Milán fueron muy tranquilos el sábado y el domingo. Una semana de la moda que también se caracteriza por el lema "listos para la guerra" entre Francia e Italia, citando una expresión de la editora de moda del International Herald Tribune, Suzy Menkes. Así como Bulgari, Moncler, Fendi, Emilio Pucci, Bottega Veneta y Gucci, Brioni también ha pasado a tener bandera francesa desde que está oficialmente bajo el control de Ppr.

LosMFW: Ironía y sobriedad en la moda masculina datos económicos del sector
Según estimaciones de Sistema moda Italia, y al cabo de tres años en la zona negativa, a finales de 2011 la moda masculina italiana volvió a producir un resultado positivo. El año 2011 deberá cerrar con un aumento de volumen de negocios del +3.4%, correspondiente a poco menos de 8.400 millones de euros.

A pesar de eso, la producción italiana está pasando por un deterioro grave que debería conducir a un descenso del 8,9% sobre una base anual, también según datos de Sistema moda Italia: las razones deben buscarse también en el aumento del valor de importación causado por el aumento de los precios de las materias primas. Tanto es así que, de acuerdo a Raffaello Napoleone, Director General de Pitti Immagine, "sobre nuestro país no se puede inventar: la situación es difícil, el consumo está en sus niveles más bajos y a menudo los comerciantes se ven obligados a aplazar los pagos y hasta a cerrar sus puertas".

Pitti
Entre las novedades del evento en Florencia, está el regreso de Valentino. Con diseños de Maria Grazia Chiuri y Pierpaolo Piccioli, la colección está compuesta de pantalones con pinzas bien delineadas, vestidos y esmoquin de estilo clásico.

Napajiri también ha retornado a Pitti, que contó con 1.100 expositores. "Italia es el segundo mercado después de Alemania y es por eso que decidimos venir aquí," dijo a FashionUnited Andrea Cannelloni, Vicepresidente y Gerente General de Napapijri.

En relación a los datos sobre la asistencia a la exposición florentina, la presencia extranjera debió rondar las 7.400 unidades, mientras que la italiana estuvo en 13.600. Alemania, Japón, Gran Bretaña, Estados Unidos, China, Corea del Sur y Turquía encabezan la demanda y compensan algunas caídas importantes como la de España, con casi 200 compradores menos que Grecia y Portugal.

Milan fashion week
El arte fue primacía en los pabellones de Pitti, las pasarelas milanesas y los stands de White, además de la moda masculina. Fueron muchas las obras inspiradas en las bicicletas, tal vez en un esfuerzo de encontrar alternativas a los automóviles, debido al precio elevado del combustible. En los stands, sin embargo, muchas prendas de género de punto: suave y colorida ha sido la colección limitada de Nick Wooster para Drumohr.

En las pasarelas de Milán la moda masculina, con 38 desfiles, ganó la chaqueta y el sentido de la ironía. Burberry Prorsum ha cerrado el desfile con coloridos paraguas.

Uno de los más glamorosos fueron los desfiles de Prada. Adrien Brody, Jamie Bell, Willem Dafoe, Tim Roth, Gary Oldman, Emile Hirsch, Garrett Hedlund y los gemelos Alexandre y Victor Carril desfilaron una parodia del guardarropa del hombre de poder.

Por su parte, el Emporio Armani ha rejuvenecido al montgomery, mientras que Ermanno Scervino triunfó con la lana cocida stretch en chaquetas y abrigos adherentes aunque suaves.

Desde nuestro corresponsal en Milan

Photo 1: Emporio Armani Autumn/Winter 2012-2013
Photo 2: Ermanno Scervino, Prada Autumn/Winter 2012-2013

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO