John Galliano "agradecido por su experiencia"

John Galliano se sincera. Despedido en 2011 de la casa Dior, el costurero afirma estar « muy agradecido » por todo lo que le ha pasado desde entonces, porque su bajada al infierno y una cura de desintoxicación le han permitido volver a encontrarse

consigo mismo, confesó a la revista americana Vanity Fair esta semana.

YJohn Galliano "agradecido por su experiencia" nunca mejor dicho que cuando se toca el fondo, es más fácil replantearse las cosas para intentarlo de nuevo, y por completo. El antiguo director artístico de Christian Dior, considerado como uno de los diseñadores más talentosos –y excéntricos- de su generación, había visto su carrera caerse después de haber insultado a una pareja en un bar de París en el 2010 con propósitos racistas y antisemitas, en estado de embriaguez.

« Ahora me siento vivo. Más vivo que nunca”, declaró a la revista. “Puede parecer extraño pero he aprendido tanto sobre mí mismo con esta experiencia que he vuelto a descubrir a mi niño pequeño interior que tiene ganas de crear. Pensaba haberlo perdido para siempre”.

Condenado a 6.000 euros de multa por unos hechos que habían sido grabados con la cámara de un particular, el diseñador nacido en Gibraltar confiesa “haber vomitado” al visionar el video, quedándose sin recordar dicha historia.

Durante su entrevista con Vanity Fair, John Galliano explica que ha dejado el alcohol y que ha seguido una cura de desintoxicación en marzo 2011 en el estado de Arizona, Estados Unidos. “Ya no bebo desde hace dos años”, añadió.

“La verdad es que no bebía para ser creativo, no lo necesitaba, pero el alcohol ha sido como una muleta para mí, fuera de Dior. Lo utilizaba para evadirme después de mis colecciones y me acostumbre a tomar regularmente llegando a ser esclavo”.

Visiblemente, el diseñador se arrepiente por no haber tenido suficiente control aquel día que lo grabaron: “es lo peor que he dicho en mi vida y no lo pensaba…He intentado entender lo que me había pasado…creo que estaba tan rabioso hacia mí mismo que dije lo peor que podía decir”.

Un círculo vicioso que llevó a Galliano a encadenar la toma de bebidas fuertes con comprimidos para poder dormir o relajarse en abuso excesivo y omitiendo las voces a su alrededor que le impedían seguir con este ritmo de vida. “No admitía que era alcohólico. No lo veía”, dijo.

El diseñador británico pidió disculpas a los responsables judíos con el fin de ser perdonado y mejorar su imagen para volver a pisar los pódiums pero todavía queda muy lejos.

El año pasado, un proyecto de colaboración con Oscar de la Renta se le presentó para crear una colección y hace un mes la escuela de moda neoyorquina, Parsons, le propuso animar un curso sobre la creatividad con el fin de compartir su experiencia con los estudiantes pero lo canceló, evocando un desacuerdo sobre el contenido de las clases.

(ASC)

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO