El lujo resiste a la crisis

Pese a la crisis, las ventas de Louis Vuitton Moët Hennessy (LVMH) subieron un 0,2 por ciento en la primera mitad del año a 7.810 millones de euros, impulsadas por los beneficios del negocio de moda y productos de cuero, incluido un crecimiento de las ventas de dos dígitos porcentuales de la

casa de moda Louis Vuitton.

LVMH ha tenido ingresos de 7,8 billones de euros lo que significa un ligero incremento sobre las cifras del mismo período del 2008. Los beneficios alcanzaron por su parte los 1,363 millones de euros, especialmente en marcas que controla directamente como por ejemplo Louis Vuitton.

Las ventas en la división de Moda y Cuero han subido un 8 por ciento con beneficios totales de 919 millones de euros, originados en gran parte, en el éxito de la calidad de los productos de la firma Louis Vuitton y el control de su red de tiendas. Los mejores rendimientos se han registrado en Adsia y Europa en tanto que Estados Unidos ha demostrado una buena capacidad de “resistencia”.

Las otras marcas sin embargo han sufrido las consecuencias de la crisis en las grandes suerficies, especialmente en el segundo trimestre. A excepción de Fendi que ha registrado una importante recuperación y que Donna Karan sigue su camino de consolidación en términos de posicionamiento y ganancias, señala el grupo en un comunicado de prensa.

Al respecto, el presidente de LVMH Bernard Arnault dijo que: “los resultados del primer semestre demuestras una vez más el atractivo excepcional de nuestras marcas así como la eficacia de nuestra estrategia, un hecho especialmente remarcable en estos momentos de crisis. LVMH demuestra de esta manera su capacidad para resistir a la crisis gracias a la fortaleza de sus marcas, la responsabilidad de su organización y el talento de sus equipos”, añadió a través de un comunicado de prensa.

LVMH“Louis Vuitton ha tenido una especialmente buena primera mitad del año, probablemente la mejor dentro del mundo del lujo, con un crecimiento de dos dígitos y ganancias excepcionales”, dijo Arnault. Agregó que sobre la base de estos resultados, el grupo ve el segundo semestre con confianza. “Nos apoyaremos en la creatividad y la calidad de nuestros productos, así como en la eficacia de sus equipos que implementan medidas de reducción de costes adaptadas a la crisis, para seguir adelante con un mayor desarrollo tanto en mercado históricos como emergentes”, sostuvo.

Las marcas que por su parte están distribuidas por terceras partes han sufrido el impacto de un desabastecimiento masivo por parte de esos distribuidores. Tal es el caso de las áreas de vinos y otras bebidas alcohólicas, relojes y joyería. La división de vinos y bebidas espirituosas reportó una caída del 41 por ciento de las ganancias, mientras que las ganancias por relojes y joyería cayeron un 73 por ciento.

Foto: Louis Vuitton

 

Related Products

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO