El Índice FashionUnited Top 100 cerró ayer el martes en 1065,6

puntos, después de anotarse 4,05 menos que el día anterior, que terminó la sesión en 1069.65 enteros. La jornada estuvo caracterizada por la moderación, ya que la mayor parte de los valores más o menos han defendido sus posiciones del día anterior, con apenas perceptibles variaciones, nunca mayores del 0,5%.

Entre los comportamientos más llamativos, el de Ted Baker, haciendo gala de impecable corte británico que tal y como reconocieron ayer los mercados, funciona. Y lo hace al alza, con una subida de 3.5 puntos. También destacó ASOS, con un impulso renovado y 5 puntos adicionales en su haber al cierre de la sesión. En el capítulo de las pérdidas, quienes destacaron hace tan sólo una semana, destacando especialmente JD Sports Fashion, que registró una pérdida de 34 puntos.

Por su parte, Fossil Inc. cayó un 1.1% nada más subir a 46.30 dólares por acción, o lo que es lo mismo, el precio intra-día más alto desde que empezara a cotizar en abril de 1993. Cabe destacar que los resultados trimestrales de la firma de relojería y joyería han batido los pronósticos de los analistas para dicho período.

Mientras, Hanesbrands Inc. cerró con 0.33 puntos porcentuales por encima de su posición anterior. El fabricante de Playtex y de Hanes acaba de llegar a un acuerdo para adquirir GearCo Inc. lo que le supondrá unas ventas adicionales de 55 millones de dólares gracias a las ventas de uniformes infantiles, insignia de su reciente adquisición.

Según Reuters, fabricantes de la talla de Nike, VF Corporation, Hanesbrands o Levi Strauss han exprimido sus márgenes para hacer frente a los cada vez mayores constes de materias primas y de la mano de obra y les preocupa tener que subir sus precios y hacerlo además en tan delicada situación económica. Durante la recesión, muchas fábricas han cerrado en China por la caída de demanda. Ahora, la capacidad de producción ha mermado, mientras que los incrementos en el precio del aceite y la mano de obra, y la depreciación del algodón, están ejerciendo presión sobre los costes de producción. Esto implica, entre otras cosas, que los precios finales son susceptibles de encarecerse en 2011, acabando así con tres años de descuentos agresivos. De acuerdo a la Asociación Americana de Ropa y Calzado (AAFA), que representa a más de 700 compañías, fabricantes y proveedores, este encarecimiento de precios rondará el 5% y, aunque afectará especialmente a las prendas de algodón, se aplicará de manera generalizada en toda la industria.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO