Mientras se negocian mejoras en las condiciones de las fábricas

textiles de Bangladesh, el sector internacional de la confección de moda se centra ahora en Camboya donde se ha hundido el techo de un fábrica de calzado causando al menos tres muertos y seis heridos.

La fábrica, que consiste de varias naves, pertenece a la empresa taiwanesa Wing Star Shoes Co. Ltd., en la que trabajan unas 2.000 personas, pero sólo alrededor de 100 trabajaba en el almacén de una sola planta. De momento un número indeterminado de trabajadores se encuentra atrapado bajo los escombros.

Según The Economic Press, Camboya recibe desde hace unos años una oleada de inversión, especialmente en el sector del calzado, con empresas occidentales y asiáticas atraídas por su mano de obra barata. El Fondo Monetario Internacional dice que las prendas representan alrededor del 80 por ciento de las exportaciones de la nación del sudeste asiático.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO