Patronal del calzado preocupada por desaceleración del crecimiento de las exportaciones pese al crecimiento registrado en 2015

Las ventas al exterior del calzado español mantienen su curva ascendente con un crecimiento del 11,1 por ciento en el año 2015, aunque no con el mismo impulso. Según datos de la patronal del calzado, el año pasado se registró una caída del 1,3 por ciento en pares vendidos respecto a 2014. Pero a pesar de la ralentización del crecimiento, las cifras son las mejores obtenidas hasta ahora desde el año 2000.

El total de las exportaciones ha alcanzado los 2.934 millones de euros durante 2015, (152 millones de pares), informó la Federación de Industrias del Calzado Español (Fice). Estos datos representan un aumento del 11,1 por ciento en valor aunque con una ligera caída en volumen del 1,3 por ciento, respecto al año 2014. Aún así, el crecimiento ha sido 2,5 veces superior en valor al de las exportaciones españolas de mercancías (+4,3 por ciento).

La Unión Europea es el principal comprador de calzado español, impulsando y liderando el crecimiento de las exportaciones totales con un aumento del 13,2 por ciento en valor y del 0,2 por ciento en volumen. Francia, Italia, Alemania, Reino Unido y Portugal encabezan el listado de los principales destinos.

Por el contrario, las exportaciones a destinos extracomunitarios, han crecido un 4,3 por ciento en valor, pero cayeron un 6 por ciento en pares.

Desaceleración en comercio mundial

La desaceleración de los países emergentes, en especial y no únicamente a productores de petróleo y materias primas, así como la devaluación de sus monedas respecto al euro, con la consecuente ralentización de la demanda de importaciones, son los factores que Fice identifica como responsables del freno en el crecimiento del comercio mundial.

En este sentido, la patronal ha manifestado su preocupación poque se produzca un efecto dominó en los países occidentales. “Desde hace unos meses las expectativas de crecimiento internacional para 2016/17 varían constantemente. Responden, en definitiva, a los tres retos a los que se enfrentan en esos momentos la economía mundial: las actuales amenazas geoestratégicas, la ralentización de la economía china y, a más plazo, un exceso generalizado de endeudamiento público-privado”, explica en un comunicado.

Importaciones más caras

Las importaciones de calzado por su parte, han caído un 10,2 por ciento en volumen, pero crecieron un 11,6 por ciento en valor, con lo cual se está comprando al exterior un producto de mayor precio. En este marco han caído las importaciones procedentes de China o Vietnam y crecieron las procedentes de Italia, Francia, Alemania y Reino Unido.

No obstante China sigue siendo el primer proveedor de calzado a España, con una cuota del 62 por ciento del total de pares importados. Le sigueVietnam, segundo proveedor con un 9,3 por ciento de la cuota total.

En términos globales, el sector presenta un superávit comercial de casi 243 millones de euros. La producción nacional se encuentra lejos de los niveles de 2007 pre-crisis y el principal reto del sector es seguir creciendo, recuperando rentabilidad y con el margen de maniobra para poder seguir invirtiendo en marcas, distribución y tecnologías para generar empleo cualificado, señaló Fice.

Foto: Calzado español

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO