El retail hace frente a las rebajas con más ventas online y nuevos modelos de negocio

Madrid – Tras estos largos y duros meses en los que la industria del retail ha tenido que permanecer completamente paralizada en nuestro país, como consecuencia de la declaración del estado de alarma por coronavirus, ahora las empresas del sector luchan por intentar salvar uno de los periodos de mayor demanda de la temporada: las rebajas de verano. Jornadas que de manera tradicional han significado una oportunidad para que firmas y marcas pudieran desprenderse de sus excesos de inventario, una vez finalizada la temporada, y que ahora recobran más importancia que nunca. Observándose como todo un salvavidas con el que intentar corregir parte de esas duras caídas en ventas que viene acumulando el sector a lo largo de estos últimos meses.

Con esa finalidad, las cadenas de moda y los pequeños comerciantes no han visto otra solución que la de ajustar sus negocios a los nuevos tiempos que ha traído consigo la pandemia. Un proceso para el que únicamente no solo han tenido que readaptar sus establecimientos a las nuevas exigencias anticoronavirus, sino igualmente sus propias estrategias y modelos comerciales. Sobre las cuales no encontrarán más solución que la de redirigirlas a dar respuesta a las nuevas necesidades del consumidor postcoronavirus, llegado el supuesto de querer mantener unos volúmenes de ventas, ya de por sí muy mermados, y en medio de un clima de alta inestabilidad y de fuerte competencia. Factores sobre los que el canal online, las redes sociales y la digitalización jugarán un papel determinante, como lo han venido haciendo durante el tiempo de confinamiento y están igualmente mostrando durante estas “atípicas rebajas”.

“La experiencia nos dice que aquellas empresas que utilicen los aprendizajes de este periodo”, nos explican desde la la consultora internacional de marketing digital Labelium España mediante un comunicado, “verán el esfuerzo recompensado a corto/medio plazo, evolucionando con éxito en su transformación digital y diversificando sus canales de venta para limitar los riesgos asociados a la dependencia”.

Aparición de nuevos modelos híbridos: tiendas entre showroom y venta directa

La consultora internacional nos ofrece igualmente un análisis de cómo está siendo el comportamiento de los consumidores y la adaptación de los comercios durante este singular periodo de rebajas. En el que se destaca de manera especial la importancia de un canal online que continúa incrementando su volumen de ventas, tras haber logrado crecer hasta en un 50 por ciento durante esta crisis del coronavirus.

“La pandemia ha traído consigo nuevos hábitos de consumo que han afectado de lleno al sector retail, dejando de lado las compras en las tiendas físicas y apostando por el comercio electrónico”, explican desde Labelium; en relación a una tendencia “que parece permanecer durante la nueva normalidad”. “Como se esperaba, durante los primeros días de rebajas han aumentado notablemente las ventas online”, principalmente como muestra de “la preocupación del consumidor en cuanto a su seguridad en las tiendas físicas” y su inclinación a evitar aglomeraciones.

“Aunque los comercios se han adaptado a las medidas de seguridad necesarias”, añaden desde Labelium, mediante medidas como la distribución de gel hidroalcohólico y otros “elementos que aseguren la distancia de seguridad en las colas” o con “la estricta limpieza/desinfección de la ropa para probársela con total seguridad”, “están primando los criterios de seguridad y salud, más allá de la experiencia física que supone probar o tocar los productos”. Observándose como consecuencia de todo ello el que “las compras online han seguido incrementando su peso en el global de los negocios tal y como ha sucedido en los últimos meses, donde el porcentaje de consumidores españoles que compran online ha aumentado un 50 por ciento durante la Covid-19”. Provocando el que de sean cada vez más las tiendas físicas que “están evolucionando hacia un modelo híbrido de showroom y venta directa”.

Entregas inmediatas: las nuevas exigencias del consumidor postcoronavirus

Más allá de esos cambios en los propios modelos de negocio de algunas empresas, lo que se está observando es igualmente la aparición de nuevas demandas por parte de los consumidores. Que ante la aprensión de realizar sus compras en las tiendas físicas, están ya demandando nuevas prácticas como las entregas inmediatas. Las mismas que justamente ha comenzado ya a realizar el grupo sueco H&M en algunos de sus establecimientos de Madrid y Barcelona.

“Uno de los puntos clave en esta reinvención está siendo la inmediatez en la recepción del pedido”, puesto que “el consumidor espera una experiencia cercana a la inmediatez que aporta ir a la tienda en cualquier momento, por lo que agilizar procesos es vital para asegurar una buena experiencia”. Una medida que sin embargo entraña diferentes problemas en su proceso de ejecución, en relación a los campos de la tecnología y la logística. Para lo que la consultora aconseja que “en caso de no tener el conocimiento necesario dentro de la compañía, es importante la búsqueda de partners especializados para una correcta toma de decisiones, ya que el desconocimiento en ciertas áreas no puede ser un obstáculo en la evolución del negocio”.

Mayor presencia en redes sociales

Para lograr afianzar estos cambios, la consultora destaca el papel de unas redes sociales que sitúa como grandes aliadas de unas empresas que no han hecho sino incrementar su presencia a través de todas esta serie de plataformas, dedicando cada vez mayores inversiones en publicidad.

“Según un estudio de IAB, respecto a 2019”, de hecho “un 66 por ciento de los profesionales declara haber aumentado su inversión publicitaria en redes sociales, un porcentaje muy similar a los datos de 2018 (67 por ciento)”. Siendo en orden de preferencia “Instagram, Facebook y YouTube” las plataformas “donde más se invierte”.

Un avance de 2 años en 2 meses

A tenor de estas tendencias, no cabe duda de que esta pandemia ha logrado impulsar definitivamente una digitalización, que todavía no sabemos donde nos llevará, pero que según la consultora supone un avance de dos años respecto del paulatino aumento que venía experimentando antes de la irrupción del coronavirus. Avance que sin embargo presenta claras divergencias entre las grandes empresas y Pymes.

“El progreso natural del consumidor en los últimos años ha sido hacia el ecommerce, que ya venía siendo una tendencia orgánica de mercado. Sin embargo, este crecimiento se ha acelerado exponencialmente”. Siendo que, según apunta Matías Candal, Director de Estrategia de Labelium, “con la irrupción del COVID-19, el uso de e-Commerce ha aumentado en 2 meses lo esperado en 2 años”. “Aquellas empresas con una alta madurez digital, generalmente las grandes compañías”, añaden desde la consultora, “han tenido que realizar ciertas adaptaciones para responder de manera exitosa a los retos logísticos que ha planteado la pandemia y, en general, la respuesta ha sido muy buena, teniendo en cuenta que tenían gran parte de los deberes hechos”. Mientras que otras “empresas con un menor grado de digitalización, o incluso sin presencia”, como algunas pequeñas pymes, “han tenido que evolucionar con una gran celeridad para poder responder a los retos planteados por la situación actual, realizando un gran esfuerzo en un corto plazo de tiempo”.

Photo Credits: Unsplash.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO