El comercio de moda pierde 6 mil millones de euros en la última década

El sector textil vestimenta factura un 10 por ciento menos que hace 15 años, y hasta un 31 por ciento menos si se lo compara con 2005, uno de los años álgidos para este mercado, según concluye el informe “15 años de moda en España”, elaborado por la consultora Kantar Worldpanel Desde ese año, en el que el sector alcanzó sus cifras máximas de facturación de los últimos 15, el mercado ha perdido seis mil millones de euros.

En informe señala que los españoles han gastado 437 euros en ropa en 2015, 146 euros menos de lo que pagaron hace 15 años por el mismo número de prendas. Esto supone que el precio que pagan los españoles por su ropa se ha reducido un promedio de 5 euros por prenda desde 2001.

En opinión de Rosa Pilar López, Sector Director de Kantar Worldpanel, “entre 2001 y 2005 el sector se encontraba en fase de expansión, pero aunque el mercado crecía, ya se empezaba a apreciar una devaluación del mercado, con una tendencia a la baja de los precios. El textil fue uno de los primeros mercados en predecir la crisis, y ya entre 2005 y 2008 se comenzó a resentir con una reducción del consumo, en un mercado saturado y depreciado. A partir de 2008, conocemos bien la historia: se intensifica la caída del consumo, se desploman los precios y en 2014 el sector toca suelo”.

Una de las principales causas de la devaluación del mercado ha sido la expansión de las cadenas de moda y su fuerte competitividad en precios. Rosa Pilar López añade: “este abaratamiento no se debe solo a que las cadenas de moda parten de un índice de precios inferior que el canal tradicional, sino que, especialmente en estos últimos años de ajustes presupuestarios, han sido las que más han bajado sus precios, algo a lo que también ha contribuido la liberalización del periodo de rebajas, que ha permitido al sector ofrecer descuentos durante todo el año”.

Así, las cadenas de moda han ganado 25 puntos de cuota en los últimos quince años, y en 2015 ya representan el 43,5 por ciento de todo el gasto en moda, cuando en el año 2001 apenas tenían un 18,7 por ciento. El canal más afectado por esta transformación del tejido comercial del sector es el comercio independiente. Por aquel entonces recibía el 45 por ciento del gasto en ropa, mientras que hoy en día se queda con un 22,4 por ciento.

Incluso las propias cadenas de moda han experimentado cambios en su distribución. La proliferación de nuevas enseñas ha dado lugar a un mercado más atomizado, en el que los consumidores han tendido a repartirse. Además, esto también ha permitido que se acorten las distancias entre las principales cadenas.

Primark, la cadena de moda con más clientes

En este sentido, Primark se ha convertido en la primera cadena de moda en España en número de compradores: 8,9 millones de españoles compraron alguna prenda de vestir en la cadena en 2015, cuando ésta ni siquiera había aterrizado en el mercado español en 2005. A corta distancia le sigue Zara, con 8,2 millones de compradores.

H&M y C&A también han registrado un importante aumento en su base de compradores (6,5 y 4,8 millones respectivamente), lo que las convierte en tercera y cuarta cadenas donde más españoles compran ropa. En el top cinco permanece otra enseña Inditex, Stradivarius, que en 2015 recibió la compra de 4,7 millones de españoles.

En los últimos quince años el consumidor también ha cambiado demográficamente. El envejecimiento de la población se refleja en el mercado, y mientras hace diez años el grupo de edad más importante en la compra de ropa eran los jóvenes de 15 a 34 años, hoy en día lo son los individuos de 35 a 54 años. Éstos, y en menor medida pero siendo los que más crecen, los individuos de 55 y más años, realizan más del 60 por ciento del gasto del sector.

Foto: Comercio textil;moda

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO