Y el espectáculo continuó en Milán tras la muerte de Lagerfeld

Veinticuatro horas después de la muerte del diseñador alemán de Chanel Karl Lagerfeld, la maquinaria de la moda siguió su curso este miércoles con la primera jornada de la Semana de Milán, protagonizada por la casa italiana Gucci.

Tras serle infiel a la capital lombarda al presentar su última colección en París en septiembre pasado, Gucci volvió a Milán.

Todos los invitados recibieron una invitación como siempre enigmática y asombrosa, propulsada de inmediato al rango de artículo de coleccionista: una caja de madera que contenía una máscara de papel maché blanco que representa la cara del dios griego Hermafrodita, símbolo de la androginia.

El director artístico Alessandro Michele presentó una colección mixta otoño-invierno (hombres y mujeres) en un podio elíptico de más de 100 metros de largo y en una sala completamente cubierta de espejos.

Contra los rugientes leones y el clamor de los juegos de circo, la sala fue bombardeada con luz caleidoscópica. Y el espectáculo continuó en Milán tras la muerte de Lagerfeld

El deslumbramiento fue tal, que, por una vez, la alta sacerdotisa de la moda, Anna Wintour, no fue la única en ponerse gafas de sol para seguir el espectáculo.

Los atuendos desprendían teatralidad, una marca registrada del estilista, con rostros cubiertos con máscaras de todas las formas, en bronce en forma de águila, simplemente cubriendo las orejas o un ojo, o adornadas con uñas. Y el espectáculo continuó en Milán tras la muerte de Lagerfeld

Nueva madurez

La colección luego pareció encontrar una nueva madurez, dando paso al rigor y a las siluetas monocromáticas, verde, beige, rojo, gris. El mosaico y la superposición a la que Michele nos había acostumbrado tendió aquí a desaparecer.

Pantalones o faldas usadas indistintamente por hombres o mujeres, abrigos con siluetas estructuradas, pieles (sintéticas, porque en 2018 Gucci se comprometió a prohibir las de animales en sus colecciones)...

Las referencias a la comedia y al teatro aparecieron dispersas aquí y allá, con una combinación de Arlequín o un Pierrot Punk.

Este primer día de la semana de la moda en Milán terminó con la presentación de la nueva colección Moncler Genius.

El especialista en chaquetas, convertido en gigante del lujo de la moda urbana, usó para la ocasión los 40.000 metros cuadrados de terrenos baldíos de almacenes ubicados bajo los rieles de la estación central de Milán.

Fiel a su concepto de "Una casa, voces diferentes", Moncler invitó por segundo año consecutivo a nuevos diseñadores a aprovechar el vocabulario de la marca.

Las presentaciones de cada colección se realizó en galpones en los que se invitaba a los espectadores a penetrar antes de sumergirse en los universos propios de las personalidades de cada diseñador.

A principios de la tarde, Alberta Ferretti presentó una colección que feminiza formas amplias y confortables, muchos pantalones holgados, con cinturón y adornados con chaquetas ajustadas, chiffon o chaqueta coja para una gran apariencia.

N.21, la marca de Alessandro dell'Acqua, se inspiró en la película "Dressed to Kill" (Vestida para matar, 1981) de Brian De Palma para dibujar una colección misteriosamente sexy.

Fotos: Gucci AW19-20

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO