La casa Versace redujo las pérdidas durante el 2005, con una disminución drástica de los números rojos a unos 5,5 millones de euros, frente a los 92.4 millones que había registrado en el 2004. La firma también ha anunciado que ha reducido radicalmente su deuda. Versace ha señalado en un comunicado de prensa, que su saldo bancario ha superado la posición negativa de 79.5 millones de euros en el final del 2004, para pasar a un balance positivo de 2.1 millones de euros sobre finales del 2005.

La modesta pérdida ha superado incluso las previsiones de la propia Casa Versace. El jefe ejecutivo de la firma, Giancarlo Di Risio había estimado una pérdida anual de 15 millones de euros cuando se dieron a conocer las cuentas de la Casa a mitad del año pasado. Las buenas noticias financieras seguramente reavivarán la especulación sobre una posible recuperación en el mercado de valores, ya que un balance positivo convierte a la firma Versace en un objetivo atractivo para inversores.

Por otra parte, se ha sabido que las ventas de la compañía descendieron un 4.4 por ciento durante el 2005, lo que las llevó a un total de 307 millones de euros, aunque el resultado es mejor que los 300 originariamente previstos. Versace ha señalado que esto es consecuencia de algunas decisiones vinculadas al cese de algunas licencias y la racionalización de las ventas en sus boutiques. Desde el año 2004, cuando la hija de Donatella y sobrina de Giani, Allegra Beck, cumplió los 18 años de edad, ella se convirtió en la dueña del 50 por ciento de la compañía. Su tío, Santo Versace, posee un 30 por ciento y Donatella el 20 por ciento restante.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO