La London Fashion Week no se ha unido a la polémica con las pasarelas internacionales sobre los desórdenes alimenticios, pero esta postura no la mantienen todas las firmas inglesas que desfilan en esta semana de la moda, y Top Shop ha salido del paso declarando que no quieren modelos demasiado delgadas en su desfile. El propietario de la firma, Sir Phillip Green ha querido dar el primer paso esperando que otras firmas se unan a su iniciativa.

El tema de la anorexia y la bulimia entre las modelos ha revolucionado el mundo de las pasarelas en general. Toda esta discusión ha venido acompañada de las muertes de diversas modelos por desnutrición. Cibeles ha sentado un precedente mundial, hasta tal punto que en España ya están promoviendo distintas medidas para acabar con esta imagen frívola del mundo de la moda con, por ejemplo, la iniciativa de unificar las tallas. Algunas pasarelas han decidido unirse a esta lucha y otras afirman que el espectáculo no deben ser las modelos sino los modelitos. La polémica está servida.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO