Semana de moda masculina de Londres hace un guiño al mar y al punk

La Semana de la Moda masculina de Londres se inauguró el viernes con una colección de Topman con aire de vacaciones en la costa y un recuerdo al punk, en su 40º aniversario. Camisetas en forma de red de pescar, shorts ajustados, mocasines y narices quemadas por el sol fueron los elementos destacados de la colección de la marca británica.

J.W. Anderson, Christopher Kane, Coach, Barbour y algunas de las mejores sastrerías de Saville Row están entre las firmas que mostrarán sus colecciones en esta cita bianual que durará hasta el lunes en la capital británica.

Topman, la firma dedicada a hombres de la casa Topshop, abrió la cita con un desfile que incluyó sweaters azules y rosas y chaquetas tejanadas descoloridas, como "una celebración de Gran Bretaña y sus gloriosas localidades balnearias".

La colección mostraba influencias de la moda de los 1980, así como de los Teddy Boys y los Mods, dos tribus urbanas de los años 1950 y 1960. También se recordó a otra tribu perdida, con el lanzamiento el jueves por la noche de un libro de fotografías del punk de Derek Ridgers, en el marco de una exposición del diseñador británico Paul Smith en su tienda del barrio de Mayfair.

Semana de moda masculina de Londres hace un guiño al mar y al punk

Smith dijo que las fotos en blanco y negro de grupos de punk y sus fans, tomadas en Londres en 1977, eran un recordatorio de la importancia de expresarse. "El punk fue un ejemplo claro de gente haciendo cosas porque querían ser diferentes. Pero no con mucho, mucho dinero, sólo haciéndolas", explicó Smith a la AFP. "Creo que el mundo está desesperado por autoexpresarse de nuevo. Se ha vuelto tan homogéneo...", lamentó. "Hay tantos jóvenes viviendo la vida como si fuera un plan empresarial. Está todo muy planeado, no hay mucha autoexpresión".

A Smith se le conoce por su versión particular del estilo tradicional, en particular de los trajes para hombre. El banco estadounidense JP Morgan saltó a los titulares esta semana con el anuncio de que su personal ya no está obligado a llevar trajes, a menos que vayan a reunirse con clientes. A Smith no le preocupa el impacto de medidas semejantes en su negocio. "Todavía vendemos muchos trajes. Todo depende de cómo los lleves. Esta noche estoy usando un traje, pero con calzado deportivo y calcetines rojos", señaló. (AFP)

Foto: Topman Facebook

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO