• Inicio
  • Noticias
  • Moda
  • Por qué la reventa es el nuevo mercado más rentable de la moda

Por qué la reventa es el nuevo mercado más rentable de la moda

Por Don-Alvin Adegeest

23 jul. 2021

Moda

Imagen: Depop.

Cuando Etsy adquirió Depop por 1.600 millones de dólares, los inversores tomaron nota. Bautizada como el "hogar de la reventa para la generación Z" por el director general de Etsy, Josh Silverman, la aplicación, que cuenta con más de 30 millones de usuarios registrados, tiene un potencial enorme para crecer.

La expansión permitiría a la empresa aumentar su cuota en un mercado de reventa en auge y en crecimiento, que según la empresa de análisis GlobalData alcanzará los 64.000 millones de dólares en los próximos cinco años.

Tras la pandemia se avecina una "oleada de purgas", dice ThredUp. El 80 por ciento de los consumidores estadounidenses planean renovar sus armarios eliminando las prendas que ya no quieren o comprando algo nuevo. Ya que los consumidores valoran la sostenibilidad, los compradores buscan formas de reducir su impacto medioambiental y adoptan la circularidad en la moda.

Los datos de Edited muestran que el ciclo de la moda rápida, que consiste en los “drops” de productos en masa, ha vuelto a alcanzar nuevas cotas tras la breve interrupción del Covid. Solo en el Reino Unido, las llegadas de nuevos productos online durante el mes de mayo aumentaron un 56 por ciento interanual y un 37 por ciento en 2019.

La demanda de moda de segunda mano puede medirse analizando la antigüedad del stock disponible en los sitios de reventa, dice Edited. Los productos de Vestiare Collective muestran signos de rotura de stock rápida, ya que la mayoría de los productos almacenados actualmente llegó en los últimos tres meses, y solo el 4 por ciento de los productos están listados desde hace más de un año. En comparación, entre el 22 por ciento y el 30 por ciento de los productos que figuran en la lista han estado online durante más de un año en los minoristas de lujo tradicionales.

Durante el cierre, las empresas de reventa como Depop, Ebay y Vinted se han beneficiado de que los consumidores se quedaron en casa, con un aumento de las ventas y los anuncios de artículos.

Neil Saunders, director general de GlobalData, declaró a la BBC: "En los próximos diez años, el mercado de la ropa de reventa crecerá aún más, impulsado por el interés en la sostenibilidad, el deseo de singularidad y el auge del consumidor participativo que quiere comerciar además de comprar".

Un cambio de percepción

Hace una década, la actitud de los consumidores hacia la ropa de segunda mano era decididamente negativa. Hoy, sin embargo, el estigma de que la moda de segunda mano es poco elegante o no higiénica se ha disuelto, y los clientes están ahora orgullosos de sus hallazgos de segunda mano. Incluso el grupo demográfico más voluble de la moda, la Generación Z, ha dado su bendición a las compras de segunda mano, señaló Helen Riley, Directora de Adquisición de Moda de eBay, en una entrevista con Edited.

Un informe conjunto de Bain & Co. y Depop, señalaba que el 75 por ciento de los usuarios de la plataforma encuestados (el 90 por ciento de los cuales son menores de 25 años) dijo que compran de segunda mano para reducir el consumo de moda. Además, el 55 por ciento aseguró que sus motivos eran "encontrar piezas únicas", mientras que el 45 por ciento utiliza Depop "para aprovechar las tendencias", lo que demuestra que, si bien la Generación Z se presenta a menudo como la generación abanderada de la sostenibilidad, las tendencias siguen siendo primordiales en sus armarios.

La producción de ropa va a toda máquina

Para 2030, se espera que la industria mundial de la moda deseche más de 134 millones de toneladas de productos textiles al año. Cualquier signo de parada de la fabricación en los primeros días de la pandemia ha quedado verdaderamente atrás.

Los datos de Edited muestran que los niveles de nuevos productos en el Reino Unido, Alemania y España volvieron a los volúmenes anteriores a la pandemia y los eclipsaron. Los consumidores están comprando más que nunca, ya que, según los informes, 155,9 millones de compradores estadounidenses se preparan para adquirir nuevos artículos cuando la pandemia haya terminado. Esto hace que la moda circular sea una piedra angular de la sostenibilidad, lo que subraya la necesidad de que los minoristas reciclen y reutilicen los bienes preexistentes.

Las cifras no mienten

RealReal, el mayor mercado de reventa de artículos de lujo en todo el mundo, tuvo una tasa de venta del 99 por ciento en 2020. Además, desde su creación en 2011, la empresa ahorró 17.023 toneladas métricas de carbono y 827 millones de litros de agua.

Entrando en acción

Otras empresas también están cambiando sus estrategias. Nike lanzó en abril su programa Refurbished, en el que las zapatillas de segunda mano se clasifican, se higienizan, se restauran y se revenden en 15 tiendas a un precio reducido según su estado. El minorista de lujo MyTheresa se asoció recientemente con Vestiaire Collective para lanzar un servicio de reventa invitando a sus mejores clientes a vender online sus bolsos de lujo usados a cambio de crédito en la tienda.

Una de las razones por las que la reventa es la nueva categoría más rentable de la moda, es que la generación Z, que representará el 40 por ciento de las ventas de lujo en 2035, es un grupo demográfico que se guía por los costes y es muy consciente de los precios. Al forjar una relación en una etapa temprana de su vida de compras, el único camino es hacia arriba.

Datos por cortesía de Edited.

Este artículo ha sido previamente publicado en FashionUnited.UK, traducido y editado al español por Veerle Versteeg.