Cómo las compañías de moda se adaptaron al Covid-19 de manera innovadora

Los cierres de tiendas a nivel internacional, la caída en picada de la demanda de los consumidores en el sector moda y la interrupción de las cadenas de suministro; la industria se ha visto muy afectada por el Covid-19 en los últimos meses y es probable que siga así durante mucho tiempo.

Per en medio de la conmoción, la industria de la moda también se ha adaptado a los cambios, demostrando una vez más la resistencia del sector. Esas medidas de adaptación van desde nuevas iniciativas de marketing hasta la completa remodelación de los modelos de negocio.

Aquí, FashionUnited ha elegido sólo unos pocos ejemplos de empresas de moda de todo el mundo que han implementado nuevos e innovadores cambios en sus negocios, ya sea durante o después de los cierres, como resultado del Covid-19.

En Estados Unidos, la marca de moda contemporánea de prêt-à-porter Hanifa abordó una de las mayores preguntas de la industria en este momento: ¿qué hacemos cuando se cancelan todas las pasarelas internacionales? ¿La respuesta? Hacerlo digitalmente. La fundadora de la marca, la diseñadora congolesa Anifa Mvuemba, acudió a Instagram en abril para mostrar una pasarela digital utilizando representaciones fotorrealistas de sus prendas. Una serie de vestidos de la colección Pink Label Congo de la marca se paseaban por la pasarela sobre modelos invisibles, mostrando con vívidos detalles el movimiento de las prendas. Mvuemba dijo a Teen Vogue que ya había planeado digitalizar sus pasarelas antes de la pandemia y que había estado utilizando maquetas en 3D como medio para mostrar sus ideas a su equipo.

La marca canadiense de denim Duer desarrolló un nuevo modelo de producción a la luz de Covid-19, cambiando a un método de respuesta rápida que alinea la demanda con la oferta "para reducir los desechos y aumentar la eficiencia". El fundador de la compañía, Gary Lenett, dijo que lanzó el nuevo modelo a pedido, llamado Next by Duer, cuando se hicieron evidentes las deficiencias del antiguo modelo de negocios en los inicios del Covid-19, después de ver caer los ingresos durante el confinamiento. El modelo comienza con la compañía mostrando un prototipo de un producto, que los clientes podrán pedir con un descuento durante un período de campaña de 3 semanas. Si se alcanza un umbral mínimo de pedidos, los artículos se fabrican y se entregan a los clientes en un plazo de 4 a 8 semanas.

"La costumbre del viejo mundo de crear inventarios especulativos y luego hacer costosas campañas de marketing para venderlos, es ineficiente y derrochadora", dijo Lenett. "El mundo está cambiando y tenemos que cambiar con él. Estamos introduciendo Next como una innovadora forma de hacer negocios donde medimos la demanda y luego producimos exactamente lo que se necesita y el ahorro de costos se traslada directamente a nuestro cliente".

La marca holandesa de sastrería Suitsupply se enfrentó a más dificultades que muchos minoristas de moda al reabrir sus tiendas debido a que la empresa se especializa en ajustes a medida, como alteraciones in situ y trajes por encargo. En otras palabras, servicios que se basan en la proximidad entre el cliente y el trabajador de la tienda.

Para sortear ese problema, la sastrería masculina anunció la introducción de nuevas "Pantallas de Compra Segura" en sus tiendas (en la foto), particiones plásticas independientes que permiten la interacción de cerca sin comprometer las medidas de salud y seguridad durante las sesiones de fijación. La empresa también ha introducido una experiencia virtual guiada que permite a los compradores preseleccionar los artículos con la ayuda de expertos en directo en su web Suitsupply.com antes de visitar las tiendas.

La moda se adapta a los cambios en tiempos difíciles

Bouclé Hommes et Femmes, un retailer de Spakenburg en los Países Bajos, logró alcanzar casi el 100% de su promedio de ventas semanales cuando FashionUnited habló con ellos en abril, en parte gracias a una "bolsa sorpresa" campaña que lanzó apenas una semana y media después de que el país entrara en aislamiento. ¿Cómo funciona el servicio? Primero, los compradores comparten su talla, sus preferencias de marca y una foto de ellos mismos con un empleado de Bouclé. El empleado hace una bolsa sorpresa de ropa para el cliente y se la lleva en coche, o al verdadero estilo holandés, en bicicleta. El empleado regresa al día siguiente para recoger los artículos que el cliente no quiere quedarse. La copropietaria de Bouclé, Claudia Boelhout, dijo a FashionUnited.nl en abril que en una semana logró vender 25 bolsas, y que nueve de cada diez destinatarios se quedaron con el 80 por ciento del contenido de la misma.

El austriaco Kutsam logró crear un sitio web en sólo siete días tras el cierre de su país en marzo. Una vez en línea, vendió 20.000 euros en vales de marca a los clientes para ser utilizados en el futuro. La empresa también se propuso como prioridad mantener el contacto con sus clientes, otro reto al que se enfrentaron los minoristas durante el cierre. Lo hizo llamando por teléfono a sus clientes más fieles de forma individual. "También llamamos a los clientes que tenemos en nuestro archivo - nuestros mejores clientes, por así decirlo. Pero no se trataba realmente de vender algo, sino de preguntar cómo estaban. También se producen algunas conversaciones agradables en las que la gente nos pregunta cuándo volveremos a abrir", dijo el director general Johannes Behr-Kutsam a FashionUnited.de en abril.

La marca francesa Gémo ha lanzado un servicio de compras que permite a los clientes recoger sus pedidos de forma segura sin tener que entrar en la tienda, desde el coche. Los compradores simplemente hacen un pedido en línea y luego se dirigen a los espacios reservados para recoger las compras "sin contacto" indicados fuera de las tiendas de la marca. Los clientes llaman a la tienda con su nombre y número de pedido, abren el maletero y esperan a que un miembro del personal llegue con su pedido. Una vez que el miembro del personal ha comprobado la identificación del cliente, lo que puede hacerse a través de la ventana cerrada del coche, el empleado colocará el artículo en el maletero y volverá a la tienda, para que el cliente cierre su maletero y se marche.

El diseñador Jean Claude Jitrois, de la marca francesa Jitrois, ha implementado sesiones de compras privadas de 4 horas en su tienda del 38 Faubourg Saint-Honoré. Los compradores podrán visitar la tienda solos o con un acompañante y serán guiados por un miembro de su staff. Entre cada cita, la ropa que el cliente se haya probado se someterá a una limpieza con calor durante cuatro horas y se desinfectarán la tienda y los vestuarios. La casa ofrece también acceso a un "personal shopper" a través de Facetime, Zoom o Whatsapp.

Este artículo ha sido previamente publicado por FashionUnited.uk y traducido y editado por Belén Bednarski

Crédito foto: SuitSupply

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO