La moda sin género se impuso en la Semana de Milán

La moda sin género se impuso en las colecciones de la Semana de Milán, en las que dominó un estilo ambiguo para los hombres, que rompe con la idea de masculinidad tradicional.

Hombre o mujer, cero diferencias

En muchos desfiles era evidente que las diferencias entre hombre y mujer dejaron de existir. La colección de la firma Gucci, diseñada por Alessandro Michele, es el emblema de un estilo nuevo, ni andrógino ni unisex, patrocinador de una moda sin barreras de género.

La moda sin género se impuso en la Semana de Milán

La colección presenta hombres que visten con prendas de mujeres, trajes con delantales largos de niño bueno, sin forma, chicos con anillos en todos los dedos, vestidos con batas, algunas transparentes, el todo sin rasgo o silueta concreta. La colección masculina para el verano del 2016 está llena de blusas con encajes y moño, de colores pasteles, azules pálidos y rosado antiguo, vestimentas consideradas muy femeninas, pero que pueden ser usadas por hombres como por mujeres.

Se trata de una corriente nueva, que la firma italiana promociona desde hace meses y que abre un debate en el mundo de la moda sobre los códigos tradicionales del vestir. Una propuesta que la legendaria firma Emporio Armani, con su tradicional elegancia también apoya al vestir mujeres y hombres con los mismos códigos.

Las medias, no es un asunto a medias

Menos provocador resultó el empleo de medias o calcetines, sobre todo si son gruesos, combinados con sandalias de cuero. Es la propuesta de Bottega Veneta. Como escribe el crítico del prestigioso International New York Times: "Thomas Mailer, el director artístico de la célebre firma italiana, se acaba de consagrar por haber legitimizado en las pasarelas el look del turista alemán".

La casa Moncler, se inspira en cambio en el canoísta y en los remos para proponer un sacrilegio: que los modelos lleven calcetines deportivos hasta la pantorilla aún dentro del yate. Si bien se sabe desde la época de John F. Kennedy, que en barco se anda siempre descalzo. Miuccia Prada también propuso medias, bien visibles, dobles y de dos colores, arrugadas y que caen como cuando han perdido el resorte, exhibidas además con pantalones cortos.

La moda sin género se impuso en la Semana de Milán

La clase obrera, tiene clase

Los jóvenes de la marca N.21, diseñada por Alessandro dell'Acqua, se visten con monos y overoles de trabajo, amplios, con túnicas que parecen faldas y zapato de suela gruesa. Con Salvatore Ferragamo regresa en cambio la corbata clásica del empleado modelo, en algunos casos, doble corbata y de colores fuertes, como el mostaza. Antonio Marras se inspira en la ropa de pescador y de marinero, el estilo "Love Boat", como el mismo diseñador lo llama, el no pasa nunca de moda.

La moda sin género se impuso en la Semana de Milán

Lo transparente, crea tendencia

La elegancia moderna de Stefano Pilati se basa en pantalones de algodón fino, ceñidos en la pantorilla, de un blanco tan transparente que se ven los calzoncillos. Prada y Moncler se lanzan con tejidos técnicos, ligeros, que juegan con las transparencias. Para la marca Les Hommes de Moncler, los diseñadores belgas Tom Notte y Bart Vandebosch revisaron los trajes de surfista, y para ello emplearon el neopreno y trabajaron con tecnología 3D. (AFP)

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO