La moda en Milán se tiñe de poesía

Los grandes diseñadores de la moda clausuraron este lunes la Semana de la Moda de Milán con colecciones delicadas y poéticas, en particular la de Giorgio Armani, un hombre que mira hacia atrás para ver el futuro.

Para el verano 2016, el gran maestro de la moda propone un guardarropa delicado, sensual y elegante, con varios tonos de rosado geranio combinados con el gris tradicional. El uso del color rojo en algunas ocasiones, sirve como una guía, al sobresalir por ejemplo sobre un vestido negro sin tirantes y cubierto de cristales. La elegancia de Armani es poder darse el lujo de llevar sandalias planas, sombreros de organza, faldas campana y hasta pantalones cortos para salir a caminar.

El diseñador celebra los 40 años de su casa con la publicación de su biografía, presentada a un grupo selecto de periodistas justo después del desfile. Su extraordinaria carrera ha sido narrada a través de 410 imágenes, muchas de ellas instantáneas inéditas provenientes de su archivo privado. Entre ellos se encuentra una de él cuando era bebé, en la que resulta muy similar al Armani de hoy en día, con 81 años de edad.

Interrogado sobre por qué había elegido esa imagen para la portada, el diseñador respondió: "Hay una razón para ello: la nariz. Muchos han dicho con tono impertinente que Armani se operó la nariz y que por ello tenía un aspecto más joven. Bueno, la nariz que se ve en la portada, es la mismo que tengo ahora", observó. "Giorgio Armani" por Giorgio Armani ha sido publicado por Rizzoli Nueva York editores y todas las regalías serán donadas a UNICEF.

La moda en Milán se tiñe de poesía

Una alumna privilegiada

La elegancia se vuelve surrealista en cambio con la firma Vivetta Ponti. La estilista, que trabajó por años con Roberto Cavalli, organizó el año pasado su primer desfile justamente en el teatro de propiedad de Armani, un privilegio para unos pocos escogidos.

Conocida desde 2008 por la marca "Vivetta", que se distribuye en varias tiendas de Asia, Oriente Medio y Europa, este año se consagra por el estilo casi de niño ingenuo: cisnes, flores, animales, gatos. Las sandalias son de tela bordada, los conjuntos de popelina, los vestidos trapecio en crespón de China y los trajes largos de noche en organza. Casi todos suelen ser decorados o bordados con detalles divertidos, dibujos que provienen del mundo de la infancia.

Un original escote con cisnes

Un vestido de color verde intenso aparece como salpicado por pequeñas flores. ¡Se puede ver incluso un pato enfermo! A partir de la cintura, la prenda está teñida de un azul cielo, algunas llevan nubes.

Una fila de tulipanes crece en el fondo de un vestido o un pecho y las ventanas de un palacio neoclásico acompañan una blusa blanca. Las guirnaldas de flores inspiran la colección: pulseras, corpiños, también llevan la cara de un gato rosado tímido. Dos cisnes forman un corazón que se abraza en el pecho, convirtiéndose en el escote más original de la moda. Flores y gatos también inspiraron la firma de Arthur Arbesser. Los motivos florales se tejen en los chalecos de algodón claro, mientras que las orejas y la lengua rosada de gatos albinos han sido esbozados en los trajes de pantalón blanco.

La moda en Milán se tiñe de poesía

El universo infantil con chicas jóvenes castas, se inspira en los modelos del pintor Balthus, pero con un toque más provocativo. Los monos se usan ajustados, los trajes de pantalón corto se llevan con medias de red blancas con zapatos de tacón alto. Las túnicas o el polo de nylon blanco transparente acentúan esa inocencia ambigua. Todo un éxito para el diseñador austríaco, de 32 años, quien lanzó en Milán su marca el año pasado después de haber trabajado por siete años en varios sectores de la firma Armani.

El martes será París quien tomará el relevo. (AFP)

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO