(Publicidad)
(Publicidad)
La Grecia "ideal" de Lagerfeld, en desfile de Chanel en París

Grecia y su mitología inspiraron a Karl Lagerfeld, que este miércoles presentó su colección "crucero" de Chanel en París, marcada por los vestidos inmaculados y las joyas doradas de bellas sacerdotisas.

Deambulando entre columnas y olivos instalados en el majestuoso museo del Grand Palais, las modelos lucen sandalias espartanas que ascienden hasta las rodillas. Los talones de estos zapatos reproducen una columna jónica. La paleta de colores de esta colección extremadamente variada recuerda los colores del mármol y el brillo del sol. Motivos ornamentales griegos lucen impresos en vestidos tipo tubo, las hojas de pan de oro brillan en las prendas.

La colección bautizada "La modernidad de la Antigüedad" refleja la "Grecia ideal" de Karl Lagerfeld: "Para mí es como el origen de la belleza, de la cultura, donde hay una formidable libertad de cuerpos que hoy en día ha desaparecido", comenta el diseñador en un comunicado. Tras haber organizado sus anteriores desfiles "crucero" en Dubái, Seúl y La Habana, Chanel eligió París para presentar esta colección anual entre dos temporadas de prêt-à-porter, que estará disponible en las tiendas el próximo noviembre.

Entre 300 y 400 clientes y unos 300 periodistas del mundo entero estaban invitados al pase, al que asistieron entre otras estrellas, el cineasta español Pedro Almodóvar, su compatriota y actriz Adriana Ugarte, y la artista británica Keira Knightley. Se trata de una forma de apoyar a la capital francesa, que "sale de un año y medio un poco difícil", explicó el presidente de actividades de moda de Chanel, Bruno Pavlovsky.

"Chanel está muy ligado a París: cuando París es fuerte, Chanel va bien, cuando París atraviesa dificultades, sufrimos", dijo. "París es la capital de la creación, de la creatividad. Todos nuestros talleres están aquí". Pero "¡esto no quiere decir que no continuaremos viajando! Tenemos muchos proyectos: a fines de mes en Tokio, en junio, en Seúl...", explicó Pavlovsky.

"La fuerza de París es estar abierta al mundo", agregó, a cuatro días de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Francia. "No podemos ser la capital de la creación y encerrarnos en nosotros mismos", dijo. (AFP)

Foto: Patrick Kovarik/ AFP