Las medidas adoptadas por Cibeles en Septiembre del año pasado están empezando a cundir como ejemplo. Concretamente en Italia, el gobierno y las autoridades que regulan la industria de la moda, están elaborando un manifiesto con severas medidas para evitar las modelos demasiado delgadas en la pasarela.

En un principio, las influyentes casas de diseñadores de Milán se habían resistido a los llamamientos a imitar las regulaciones españolas. Incluso el presidente de la Cámara Nacional de la Moda de Italia, Mario Boselli, había dicho en Septiembre que "quizás una chica de cada 100" podría ser considerada extremadamente flaca. Sin embargo, después de reunirse en los últimos días del año pasado con la ministra de la Juventud italiana, Giovanna Melandri, Boselli acordó trabajar con el gobierno para crear un código de autorregulación sobre el tema que puede afectar a casas emblemáticas de la moda.

"Italia tiene un importante papel estratégico en el mundo de la moda, y por ello debemos enviar una fuerte señal", dijo Flaminia Spadone, asesora de la ministra. El manifiesto será dado a conocer antes de la semana de la moda, que se celebrará en Febrero.

Según el acuerdo, se excluirá de los desfiles a las maniquíes menores de 16 años y a las que tengan un índice de masa corporal inferior a 18.5 (el peso en kilos entre el cuadrado de su altura en metros). El documento también incluye el dictado de cursos sobre hábitos de comida saludables y ejercicio físico, y el lanzamiento de llamamientos para que haya variedad de tallas en los desfiles. "El acuerdo es el resultado de un esfuerzo común por transmitir a la gente joven la importancia de los modelos positivos de vida", ha señalado la alcaldesa de Milán, Letizia Moratti.

La muerte este año de dos modelos víctimas de la anorexia nerviosa, y la iniciativa de la última edición de la Pasarela Cibeles de Madrid de controlar la masa corporal han contribuido a adoptar esta decisión.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO