Calvin Klein, entre belleza y pesadilla en la Semana de la Moda de NY

Entre pesadillas y el sueño americano se debatió Calvin Klein durante la Semana de la Moda de Nueva York, con su diseñador Raf Simons abrazando más aún su pasión por la "Americana", la esencia estadounidense.

La espectacular hija adolescente de la exsupermodelo Cindy Crawford, Kaia Gerber, de 16 años, hizo su debut en la pasarela de la marca, mientras desde la primera fila la actriz Brooke Shields, la modelo adolescente más famosa de Calvin Klein en los años 80, miraba extasiada. "No hay palabras para describir cómo me siento... ¡Te amo eternamente Raf!", tuiteó Gerber tras el show.

El desfile de la segunda temporada de Simons al frente de Calvin Klein era el evento más esperado de esta Semana de la Moda, que ha tenido lugar en un momento en el que muchos cuestionan su relevancia y se preguntan si ha perdido esplendor con el abandono de grandes nombres hacia Europa.

Calvin Klein, entre belleza y pesadilla en la Semana de la Moda de NY

Simons explicó en las notas del desfile que la inspiración le llegó "de la fábrica de sueños de Hollywood y sus representaciones, tanto de la pesadilla estadounidense como del todopoderoso sueño americano".

La hija de Michael Jackson, la joven Paris, también estaba en el front row junto a Mahershala Ali, que ganó un Óscar por su papel en la película "Moonlight" sobre un chico homosexual que crece en un complejo pobre de edificios de Miami.

El horror y la belleza

La colección trata sobre "sobre el horror estadounidense y la belleza americana", explicó Simons, que en junio recibió el premio a mejor diseñador de ropa para hombre y mujer del Consejo de Diseñadores de Moda de Estados Unidos, un doble honor que solo había recibido antes su predecesor Calvin Klein en 1993.

"La moda trata de esconder el horror y abrazar solo la belleza. Pero ambos son parte de la vida. Esta colección celebra eso: es una celebración de la vida americana", sostuvo el diseñador belga de 49 años. Considerado como uno de los más brillantes de su generación, Simons ha logrado preservar el ADN de Calvin Klein --sobre todo su estilo andrógino en trajes de vestir--, renovándolo al mismo tiempo.

Calvin Klein, entre belleza y pesadilla en la Semana de la Moda de NY

Como en la Semana de la Moda de febrero, el cuartel general de CK en Manhattan fue decorado por la artista Ruby Sterling en una obra dedicada "al adolescente estadounidense idealizado", con calabazas iluminadas por dentro, hoces y pompones de animadoras de equipos de fútbol americano colgando del techo. Tuvo maldad pero fue bonita, sexy pero recatada, dramática e inocente, femenina y andrógina, todo con un look minimalista, deportivo y profundamente urbano. Hubo estiletos, botas rojas vaqueras de cuero, y pantalones y camisas haciendo juego que creaban siluetas alargadas, sin cortes.

Vestidos y romance para Shoji

Para el diseñador japonés Tadashi Shoji, en cambio,la temática era serena, más romántica y femenina. El maestro del encaje, de 69 años, profundizó en su tema en bellísimos vestidos y faldas con top para llevar por ejemplo en elegantes fiestas tras un largo día de playa, jugando sin parar con transparencias, brillos y volantes, y dejando los hombros al descubierto.

Encajes bordados, telas etéreas de pequeñas flores, vestidos blancos cortos atados en los hombros con un par de cintas: todo evocaba al romanticismo en este dulce desfile que sugirió mucho sin ser vulgar y que no tuvo un solo par de pantalones. Más de 230.000 personas inundan esta y la próxima semana la capital cultural de Estados Unidos para asistir a cientos de desfiles y fiestas, en un evento que se realiza cada febrero y septiembre y contribuye con casi 900 millones de dólares anuales a la economía de la ciudad.

A few more of our FAV looks from today's runway show! #NYFW #TadashiShojiSS18 @nyfw

A post shared by Tadashi Shoji (@tadashishoji) on

Oficialmente esta es la Semana de la Moda primavera/verano 2017-2018, pero Ralph Lauren y otras marcas han cambiado al modelo "see now, buy now", lo cual básicamente significa enseñar ropa de otoño e invierno disponible para la compra de manera instantánea.

El impulso para realizar cambios obedece a un intento desesperado por dar al mercado de los "millenials" lo que éste quiere: gratificación inmediata en el mundo de las redes sociales donde planificar el fondo de armario con seis meses de anticipación ya no funciona. El otro punto a destacar del día fue la colección de Rag and Bone, la marca neoyorquina co-fundada por el británico Marcus Wainwright, que esta temporada se inspiró en festivales musicales como Glastonbury.

Una vez más la marca desechó la idea de celebrar un desfile tradicional, y develó su colección en una serie de retratos de "amigos" selectos de la marca, en un salón donde la ropa colgaba en perchas. "Ya no creo más en los shows de pasarela", dijo a la AFP Wainwright. (AFP)

Fotos: Calvin Klein, Catwalkpictures

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO