Bangladesh: los obreros piden justicia tres años después del Rana Plaza

El pasado domingo, varios miles de obreros del sector textil en Bangladesh han pedido justicia, tres años después de la catástrofe ocurrida en la fábrica Rana Plaza, una de las más graves de la industria industrial a nivel mundial, que había cobrado la muerte de 1.100 personas. Los próximos a los difuntos se juntaron en el sitio industrial de Dacca, donde entregaron flores y cantaron versos del Corán.

Según AFP, el sindicalista Abul Hossain, « han pasado tres años y la justicia aún no ha hecho nada”.” Todavía, nadie ha sido declarado responsable de esta tragedia”, deplora.

El propietario del Rana Plaza, Sohel Rana había sido detenido en diciembre por el crimen de 41 personas y se ha convertido en el peor enemigo de Bangladesh cuando los supervivientes han contado que les obligaba a trabajar a pesar de las numerosas fisuras que aparecían en las paredes del edificio el día antes de la catástrofe.

Con esta tragedia, el mundo ha podido conocer las condiciones laborales practicadas en el país del sureste asiático que provee en gran parte a multinacionales occidentales.

Cerca de 1.138 empleados fallecieron en el derrumbe de la fábrica. Los socorristas habían pasado semanas intentando recuperar los cuerpos en los escombros. Más de 2.000 personas habían sido heridas y mutiladas.

Unas indemnizaciones insuficientes

El domingo, los obreros se han manifestado cerca de un cementerio público donde han sido enterradas centenas de víctimas no identificadas, para reclamar que caigan las condenas. “Rana a la horca” gritaban algunos.

En Savar, dónde el sitio ha sido transformado en un pequeño lago, algunos pedían a las autoridades mejorar las medidas de seguridad en las 4.500 fábricas textiles del país.

El año pasado, las autoridades abonaron las indemnizaciones a las 3.000 víctimas pero el importe sigue siendo insuficiente según los supervivientes.

Swapna Bibi, 25 años, que fué prisionera en los escombros por cuatro días, comenta haber cobrado 4.000 takas (lo equivalente a 45 euros) por mes durante dos años y ahora ha dejado de cobrar.

Actualmente, las exportaciones textiles de Bangladesh representan alrededor de 25.000 millones al año y la indumentaria es el pilar de su economía.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO