Desde la tragedia de la fábrica Rana Plaza en abril 2013 que había causado la muerte de 1133 trabajadores, los obreros del sector textil de Bangladesh siguen protestando.

En Dacca, capital del país, 1500 empleados de lafábrica textil Tuba Group están haciendo huelga de hambre desde hace más de una semana. Quieren conseguir que los directivos de la empresa les paguen sus sueldos y otras horas extras pendientes.

El propietario de esta fábrica, Delwa Hossain, posee también Tazreen Fashions, el centro de producción que se incendió en noviembre 2012 y se cobró la vida de 111 personas. Actualmente se encuentra encarcelado desde el mes de febrero por el daño causado.

Según comentan los obreros a la prensa local, los directivos de Tuba Group han atrasado voluntariamente el pago de los sueldos de sus empleados para presionar al gobierno del país en liberarle de la cárcel. “Desde dónde estoy no puedo liquidar los sueldos”, dijo Delwa Hossain.

Por ahora, un centenar de huelguistas han tenido que recibir asistencia médica y el Ministerio de Trabajo del país ha hecho un llamamiento para que cese la huelga.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO