(Publicidad)
(Publicidad)
El oscuro pasado del niño maravilla de la moda: Jonathan Anderson

Jonathan Anderson creció justo en la misma calle que yo en una villa en el corazón de Irlanda del norte llamada ‘The Loup’, uno podía contar el numero de familias viviendo ahí con los dedos de las dos manos. El clima era lluvioso, la industria más explotada era la de ganadería, y la tierra siempre fue alucinantemente verde. Mientras que Irlanda es ciertamente conocida por tener notables talentos en variados campos, el norte de Irlanda también tiene su puño de talentos ––Rory McIlroy, Seamus Heaney–– Pero personajes queridos en la moda quienes tienen la industria a sus pies son igual de raros para nosotros como 3 días soleados en Julio consecutivos.

Anderson dijo en una entrevista en Septiembre del 2015 para The Guardian, “Cuando miro atrás a las cosas que me interesan hoy en día, siempre pienso que las cosas cuando tenia entre 8 a 15 años, son las que más me han influenciado.”

Lo que hace que nos preguntemos, ¿Qué hace a Jonathan Anderson proveniente de The Loup tan especial? El solo ha estado en el negocio de la moda desde el 2008, sin embargo su marca establecida en Londres llamada J.W.Anderson, ha ganado premios y consumidores leales que otras marcas con el doble del tiempo en el mercado solo pueden soñar. Combinen eso con el reconocimiento comercial de la casa de lujo española, Loewe (más antigua que Louis Vuitton y Burberry, y parte del imperio de LVMH) más una pequeña inversión por parte de LVMH a la marca y el resultado es un cuento de hadas moderno. Así que, cuando los rumores aparecieron la semana pasada sobre que Nicholas Ghesquière estaba en el camino de la salida de Louis Vuitton, Anderson fue automáticamente mencionado como su posible sucesor. Aunque los rumores fueron borrosos, los últimos años nos han enseñado que raramente hay humo sin fuego en este tipo de situaciones. Esperaremos para ver, pero cada vez que una vacante de lujo es vaciada el nombre de Anderson será inevitablemente nombrado…. Y el solo tiene 31 años.

Producto de Los Problemáticos

Su edad es importante, porque Anderson creció en un periodo interesante para Irlanda Del Norte: durante esos años de crecimiento conocidos como ‘Los problemáticos’ yo me pregunto como esa experiencia me ha afectado, como ha afectado a mi generación creativamente y psicológicamente. En una entrevista con Purple magazine, Anderson describió el tiempo ‘poco complicado’: “A la gente a veces se le olvida que Irlanda del Norte era un país muy complicado. Estaba en estado de guerra. Obviamente era parte de GB, pero había mucho desacuerdo. Mis padres todavía viven ahí, y estoy muy feliz de haber crecido ahí. Es un país de buen ver, las personas se ayudan entre ellas aunque también cierta parte de la población trabaja en contra de los demás.”

El oscuro pasado del niño maravilla de la moda: Jonathan Anderson

¿Puede que eso ayude a explicar su crecimiento? Una habilidad que le permite confiar en los demás alrededor de el pero al mismo tiempo con una familiaridad con el conflicto? ¿Delegar tareas a otros exitosamente pero aun así entendiendo que las colaboraciones son la clave en la industria de hoy?

La negación a conformarse

Mucho de su éxito, y particularmente lo que le dio la fama para su propia marca es su visón única. Se mantiene como un carácter moldeable y desinteresado en planear su caída. A los estereotipos de género se les dio poca atención desde el inicio hasta el final. Sus colecciones no han sido siempre bien recibidas, especialmente las de su inicio, pero sin duda se hablaron de ellas; su ultima colección de prendas para hombre fue transmitida en vivo por Grindr. Su visión es perturbadora, sus métodos son poco ortodoxos y el se niega a encajar. ¿Puede esto ser rastreado a nuestras raíces en común?

En Irlanda del norte, por casi 40 años, su religión y alegaciones políticas te definen, aunque te guste o no. ¿A que escuela asististe? ¿Dónde vivías? ¿Quiénes eran tus amigos? Encajar significaba estar a salvo. Así que el mudarse en su adolescencia le permitió a Anderson sacudir todo esa carga emocional y ser libre. Pero en una investigación a fondo, descubrí que los padres de Anderson ya eran únicos dentro de las fronteras de nuestro pequeño país. Sus padres no eran religiosos, el tener libertad a comparación del conformismo puede que haya contribuido a porque el desafía la categorización en su trabajo.

El oscuro pasado del niño maravilla de la moda: Jonathan Anderson

El dijo a The Guardian, “Coches bomba, una bomba en medio del pueblo…. Era horrible y es muy confuso para un niño vivir ante eso, pero eso me fortaleció. No tomo nada por seguro porque se que la vida es como un fusible” La explosiva naturaleza de la industria de la moda se ha convertido en un cliché. Este pragmatismo podría ser útil cuando la firma de contratos parezca interminable o momentánea. 3 años parece ser la vida de un diseñador dentro de una casa de moda de lujo.

Su crianza en la granja de sus abuelos no era la típica vida de granja en todos los sentidos. Mientras que su abuela tenia una maquina de coser y le enseñaba a coser , sus padres, Vivian en la casa de junto en un mundo de literatura y deporte. Su madre era maestra de inglés quien le presento a James Joyce, Oscar Wilde, Bram Stoker y su favorito, Samuel Beckett, mientras que su alto padre era un entrenador de rugby quien jugó internacionalmente por Irlanda 27 veces.

Esta mezcla intelectual y ambiciones competitivas sin duda dejaron una marca en el joven Anderson durante su formación rodeado de vacas en lo que se pude haber sentido como en medio de la nada. Las influencias de sus padres tuvieron que hacerle creer que todo era posible y los variados temas aprendidos están como estampas en todas sus colecciones.

El oscuro pasado del niño maravilla de la moda: Jonathan Anderson

Aunque su obsesión con la moda la tuvo desde temprana edad, no fue siempre su sueño, El quería ser actor y estudiar artes escénicas, al igual que viajar a Washington DC para participar en Studio Theater. Sin embargo, el se encontró distraído con las creaciones realizadas en el departamento de disfraces, el cual lanzo su carrera. Un entendimiento de los personajes, no solo cómo vestirlos si no también como leerlos, es esencial en el mundo de las artes de la moda.

Aquí y allá y en Instagram

Viajar entre Londres, Paris y Madrid, es una parte agotadora del calendario de este diseñador en demanda. El carga 3 teléfonos, uno de Loewe, uno de J.W.Anderson y uno personal que dice que ha sido suyo desde la escuela. Que será de este chico local entre los brazos de la agotadora industria internacional de moda?

Para Jess Cartner-Morley de The Guardian, El ofrece esto como seguro: “Las marcas necesitan moverse a la misma velocidad que el mundo, y hoy eso es rápido. Vivimos en la era del contenido, ponemos algo en Instagram e inmediatamente es analizado en cualquier lado por miles de personas y un minuto después es olvidado completamente. Yo no veo eso como algo negativo, es el modo en el que mi mente funciona. No es solo acerca de consumidores o de que se aburran de la marca, es acerca de que yo no me aburre de ella.

El oscuro pasado del niño maravilla de la moda: Jonathan Anderson

Por la editora invitada: Jackie Mallon

Imágenes: Jackie Mallon, J-W-Anderson.com y Loewe.com