La exportación, factor clave para la moda infantil española

Este fin de semana, ha tenido lugar la 82 edición de la Feria Internacional de Moda Infantil y Juvenil (FIMI) en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo de Madrid. Una vez más, la única feria internacional de carácter profesional que se celebra en nuestro país ha reunido las últimas tendencias en moda infantil, calzado y complementos. Cada año, profesionales de todo el mundo se dan cita para conocer antes que nadie lo que deparará la próxima temporada. Según Lores Segura, directora de la Asociación Española de Productos para la Infancia (Asepri), este ha sido el certamen “más internacional” de los últimos años. "Estratégicamente, FIMI ha solapado sus fechas con Pitti Bimbo (la feria de moda infantil celebrada en Italia) para que visitantes fuera de la Comunidad Europea puedan visitar ambas ferias en la misma semana. El resultado ha sido un incremento del 50 por ciento de visitantes en esta edición", señala Lores Segura, directora de Asepri.

La exportación, factor clave para la moda infantil española

Tal como refleja el estudio de facturación de Asepri 2014, “las ventas internacionales se han incrementado en un 13 por ciento, lo que representa el 50 por ciento de la cifra total de facturación con 522,3 millones de euros”. Unas cifras muy optimistas para el sector, pues supone un nuevo record histórico y un aumento del 179.8 por ciento si lo comparamos con años de plena crisis económica como el 2005. Debido al contexto económico que vivió España en esos momentos, María Pilar López, responsable del departamento de diseño de Foque, explica que “hace 15 años notamos un descenso de las exportaciones”, pero que les impulsó a llevar a cabo nuevas iniciativas para continuar con la internacionalización de la marca. Desde el 2009 hasta la actualidad, “hemos notado una subida considerable de las exportaciones, partiendo de un 20 por ciento hasta llegar al 50 por ciento de nuestra facturación”, añade López.

Italia, Portugal y México, países clave en la exportación

Otras firmas de moda infantil como Boboli tienen “una tradición de exportación muy arraigada con casi el 40 por ciento de nuestra facturación”, comenta Mónica Algás, la directora general de la marca. “Las ferias ayudan mucho” a la hora de establecer redes de distribución internacionales. Junto a FIMI en España, Boboli está presente en las principales del sector como Alemania, Italia, Amsterdam, Nueva York, Moscú, Shangái o Londres. Para otras marcas como Losan, una estrategia activa a través de agentes comerciales y oficinas en diferentes países del mundo es el secreto de una presencia internacional. A través de tiendas multimarca y grandes almacenes, “estamos presentes en más de 40 países con un 50 por ciento de ventas fuera de España”, dice José Antonio Moreno, director comercial España. En su caso, desde que el grupo portugués Sonae compró la marca hace dos meses, han “podido reforzar la estrategia de internacionalización de la compañía”, apunta Moreno.

La exportación, factor clave para la moda infantil española Tanto Forque, como Boboli o Losan, referentes en exportación dentro de FIMI, sitúan Italia, Portugal, México y Polonia como los países clave en sus exportaciones con China como su meta principal para los próximos años. A la hora de vender en el extranjero, uno de los principales factores a tener en cuenta es el valor de la moda infantil española a nivel internacional. “El made in Spain es un reclamo fundamental en el extranjero”, dice la responsable del departamento de diseño de Foque. Mientras que otro de los puntos a favor es que "las marcas españolas están ofreciendo un producto muy competitivo con una excelente relación diseño, calidad, precio", aclara la directora de Asepri. La exportación, factor clave para la moda infantil española

La internacionalización desde las aulas

No obstante, no solo las empresas de la industria textil apuestan por ferias internacionales. La Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología (ESNE) y la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Valencia (EASD) han participado activamente a través de la Kids Fashion Week. “Nuestros alumnos deben entender sus colecciones como un ejercicio profesional que se relacione con las tendencias internacionales y el mercado del sector textil, cada vez más globalizado”, afirma Rafael García, director del grado universitario en diseño de moda de ESNE.

Photos: Asepri y ESNE.


 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO