Barcelona Bridal Week pone el foco en los compradores de Asia, México y EE.UU

Barcelona Bridal Fashion Week centra este año su campaña de promoción y atracción de buyers de Europa, Estados Unidos, Latinoamérica y Asia. El poder comercial, así como el factor demográfico de algunas de estas zonas son dos de las principales variables que motivan el interés del salón, que ahora concentra sus esfuerzos en atraer compradores estratégicos, promotores comerciales y prescriptores de Europa, del continente americano y, como novedad, también del mercado asiático. BBFW trabaja asimismo en la participación de un diseñador invitado de fama internacional que compartirá la pasarela con más de una veintena de grandes firmas de moda bridal.

Barcelona Bridal Fashion Week celebrará su próxima convocatoria del 27 al 30 de abril de 2017, en el recinto de Gran Via de Fira de Barcelona, para presentar las novedades de la temporada 2018 en moda nupcial para mujer y hombre, así como vestidos y accesorios de fiesta, ceremonia y comunión. En ocasión de su 27ª edición, el salón amplía además su mirada internacional. En este sentido, su directora, Estermaria Laruccia, afirma que “además de los principales países europeos, como Alemania, Reino Unido, Francia e Italia, seguiremos centrándonos en Estados Unidos por ser el mercado occidental líder en moda nupcial y motor de tendencias a nivel global. Paralelamente, queremos alcanzar otras áreas que, por diferentes razones, presentan grandes oportunidades de expansión, como México y Japón”.

Las previsiones en la venta de vestidos de boda son positivas

Y es que según los resultados del estudio “Millennial Brides, nacer en los 80´s, casarse hoy”, realizado por el profesor Nueno en abril de este año, las previsiones en la compra de vestidos de novia para el 2020 a nivel mundial son positivas: México y EE.UU. son los países con mayor potencial de crecimiento con unas tasas de 3,6 y 3,5 por ciento como consecuencia del números de enlaces y el gasto medio de cada pareja en la boda. Estados Unidos permanecerá como el mayor mercado y con mejores perspectivas entre los países occidentales con una tasa de crecimiento del 2,6 por ciento.

Objetivo: traer compradores de Japón

Asia, por su lado es un continente clave para el sector y por ello la BBFW se centrará en esta edición en atraer compradores estratégicos de Japón como un primer paso para abrir puertas en esta área. “Japón concentra una serie de características fundamentales para la promoción de la moda made in Spain” afirma Laruccia. “Es un país con poder económico y amante del buen gusto, del estilo, de los tejidos de primera calidad y del trabajo artesanal bien hecho, valores clave también de la industria española, y no sólo por lo que se refiere a los vestidos de novia, sino a la moda prêt-à-couture en general. El primer paso es consolidar el vínculo con los clientes japoneses y convertirlos en nuestros más fieles prescriptores para que, más adelante, nos ayuden a consolidar el puente con el mercado asiático”.

Barcelona Bridal Fashion Week, organizado por Fira de Barcelona, es el primer evento del calendario europeo de su especialidad y por lo tanto el primer escaparate de presentación de las colecciones de las firmas que desfilan, y de los más de 260 expositores -la mitad internacionales- que participan en la exposición comercial. Es además el único evento europeo que engloba en una misma plataforma la vertiente de comunicación y marketing mediante la pasarela, y el espacio dedicado a los negocios con el salón. En los últimos tres años, ha registrado un crecimiento del 13 por ciento en marcas y compradores, alcanzando en 2016 los 18.000 visitantes, 650 buyers procedentes de 40 países, sobre todo de EE.UU, Alemania, Reino Unido, Francia e Italia, 600 periodistas y más de 55.000 espectadores que siguieron los desfiles transmitidos en streaming.

Photo: BCBW

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO