• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Walmart pone rumbo a los 75 mil millones de dólares en online

Walmart pone rumbo a los 75 mil millones de dólares en online

Por Jaime Martinez

18 ago. 2021

Empresas

Photo Credits: Walmart.

Madrid – La multinacional estadounidense Walmart, considerada, según las estimaciones de la revista Fortune, como la compañía más grande del mundo por volumen de facturación, hacía públicos a última hora del día de ayer, 17 de agosto de 2021, sus resultados financieros relativos al segundo trimestre de su actual ejercicio fiscal de 2021/2022. Periodo finalizado el pasado 31 de julio, durante el que la compañía, a pesar de las incertidumbres y retos que ha seguido mostrando esta pandemia por coronavirus sobre la actividad minorista, continuó aumentando su volumen de ingresos. Un capítulo que en ningún caso se ha llegado a mostrar afectado por la pandemia, y que en este caso ha llegado reforzado por el extraordinario comportamiento de la compañía en los Estados Unidos, su principal mercado, y a través del canal online.

Poniendo ya valor a esta serie de apuntes, durante este segundo trimestre de ejercicio los ingresos totales de Walmart ascendieron hasta los 141.048 millones de dólares. Cifra que representa un aumento del +2,4 por ciento frente a los 137.742 millones que llegó a generar durante el mismo periodo de 2020, y de un +8,18 por ciento con respecto a los 130.377 millones de 2019. Mientras que en cuanto a su capítulo de beneficios, la compañía ha terminado registrando un beneficio neto atribuido por valor de 4.276 millones de dólares. Cantidad que en su caso representa, por un lado, una caída del -33,97 por ciento frente a los 6.476 millones de 2020, y del otro un aumento del +18,45 por ciento con respecto a los 3.610 millones que llegaba a generar en su ejercicio de 2019, previo a la irrupción de esta pandemia por coronavirus. Una contracción de beneficios frente al mismo periodo del pasado año, que desde la dirección achacan a las partidas extraordinarias destinadas a unas desinversiones que habrían llegado a generar un efecto negativo por valor de unos -8.900 millones de dólares sobre sus cuentas.

“Hemos tenido otro sólido trimestre en cada una de las partes de nuestro negocio”, entraba a explicar Doug McMillon, presidente y director ejecutivo de Walmart, a lo largo de unas declaraciones difundidas desde la propia multinacional. “Nuestras ventas globales de comercio electrónico están en camino de alcanzar los 75 mil millones para fin de año, lo que fortalece aún más nuestra posición como líderes en omnicanalidad”. Al mismo tiempo, “aumentamos nuestra cuota de mercado entre los supermercados de Estados Unidos, sumamos miles de nuevos vendedores a nuestro marketplace, el negocio en publicidad creció en todo el mundo, y estamos encontrando formas innovadores de comercializar nuestros datos y construir nuevas tecnologías”. En ese sentido, destacaba McMillon, “contamos con un ecosistema único de productos y de servicios diseñado para poder servir a nuestros clientes de manera amplia y profunda, y estamos agradecidos con nuestros colaboradores por hacer que todo esto haya sido posible”.

Caída de beneficios de un -33 por ciento en lo que llevamos de año

Como resultado del comportamiento experimentado por la compañía a lo largo de este último trimestre, en términos semestrales, las ingresos de Walmart al cierre de este primer semestre del año se sitúan en los 279.358 millones de dólares. Un +2,57 por ciento más que con respecto a los 272.364 millones generados en 2020, y un +9,85 por ciento por encima de los ingresos totales por valor de 254.302 millones de dólares que recogía al cierre de la primera mitad de 2019.

En cuanto a su beneficio neto atribuido, este en su caso acumula una caída del -33,06 por ciento, tras pasar de los 10.466 millones de 2020 a los 7.006 millones de este 2021. Valor que igualmente se sitúa un -5,98 por ciento por detrás del beneficio por valor de 7.452 millones que obtenía al cierre de la primera mitad de 2019.

Elevando previsiones para el cierre de ejercicio

De cara a lo que resta de año, desde la dirección de Walmart han ofrecido una última actualización financiera sobre sus perspectivas, tanto para el próximo tercer trimestre del año, como en lo concerniente a sus estimaciones para todo el ejercicio fiscal.

De este modo, en lo que respecta al tercer trimestre del año en el que se encuentra ya inmersa la multinacional, la compañía espera que su principal línea de negocio, Walmart U.S., registre un aumento de ventas de en torno a un +6 y un +7 por ciento, repercutiendo en un beneficio por acción (EPS) de en torno a un 1,30 y un 1,40 dólares.

Mientras tanto, en cuanto a las previsiones de la compañía de cara el cierre de este ejercicio de 2021/2022, desde Walmart elevan ligeramente sus previsiones, pasando de estimar una caída en ventas de dos dígitos de rango bajo a tipo de cambio constante, a prever un ligero aumento de las ventas netas consolidadas de entre un +6 a un +7 por ciento. Porcentajes que se traducirían en un aumento de más de 30 mil millones de dólares, del que quedarían exentos las partidas por desinversiones. Estimando en este sentido el que las ventas en Estados Unidos aumenten del +5 al +6 por ciento en Walmart U.S, y en torno a un +7,5 y un +8,5 por ciento en la cadena Sam’s Club. Aumentos que servirán para compensar las caídas en Walmart Internacional, paraguas en torno al que reúne sus negocios fuera de los Estados Unidos, y área de negocio para la que se prevé una caída de en torno al -21,5 y el -22,5 por ciento, frente al hasta -25 por ciento que se estimaba llegar a registrar hasta ahora.

Fruto de toda esta serie de estimaciones, Walmart ahora estima que su resultado operativo consolidado al final de año registre un aumento del +9 al +11,5 por ciento a tipo de cambio constante, impulsado por una línea de negocio Walmart U.S. para la que estima un aumento del mismo de entre un +11 a un +13,5 por ciento. Previendo como resultado el alcanzar un beneficio por acción de entre 6,20 y 6,35 dólares.

Actualmente Walmart se encuentra presente en 24 países de diferentes rincones del mundo a través de 48 marcas comerciales y una red comercial de establecimientos que alcanza un número cercano al de las 10.500 tiendas. Estructuras con las que da empleo a 2,2 millones de trabajadores en todo el mundo, y servicio a unos 220 millones de clientes a la semana, con las que llegó a generar unos ingresos totales por valor de 559.000 millones de dólares al cierre de su último ejercicio de 2020/2021.