Las ventas de la firma de moda Custo Barcelona cayeron un 9,33 por ciento en 2014, hasta situarse en 17,7 millones según información publicada en el Registro Mercantil. La firma atribuye el retroceso a la mala situación del mercado interior y señala que el descenso habría sido mayor (un 25 por ciento) de no haberse llevado a cabo la acción comercial desarrollada en los supermercados Lidl, donde se vendieron 300.000 prendas a precios muy ajustados.

Las deudas financieras de la firma con sede en el Prat de Llobregat, ascienden a 15,3 millones. La empresa se encuentra en la actualidad llevando a cabo una reorganización de su parque de tiendas en el mercado español y ha cerrado dos de sus principales tiendas en Madrid y Barcelona

Por otra parte, la firma con sede central en El Prat de Llobregat, ha conseguido este año refinanciar parte de su pasivo bancario, de forma que se dota de un periodo de carencia y los vencimientos se alargan hasta los años 2022 y 2025.

Custo Barcelona cuenta con fondos propios por valor de 20,1 millones. Tiene subsidiarias en Francia, Italia, Alemania y EEUU. La empresa apareció el pasado miércoles en la lista de morosos con Hacienda, con un saldo de 1,2 millones de euros. Ejercen de administradores Ángel Custodio y David Dalmau Salmons.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO