• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Tambores de cotización para Shein: la minorista china de los 50 mil millones de dólares que amenaza a Inditex

Tambores de cotización para Shein: la minorista china de los 50 mil millones de dólares que amenaza a Inditex

Por Jaime Martinez

27 ene 2022

Empresas

Photo Credits: Shein, página oficial de Facebook.

Después de haber dejado a un lado los planes por salir a bolsa que ya contemplase hace cosa ahora de dos años, la minorista china Shein, una de las pure player que más están dando que hablar a lo largo de estos últimos años debido a un feroz modelo de negocio vinculado al “fast fashion” que ya ha entrado a competir con el de las grandes multinacionales internacionales como Inditex o el Grupo H&M, habría vuelto tras sus pasos y empezado a trabajar en su próxima salida a bolsa. Un objetivo que la dirección de la multinacional china tendría previsto poder realizar antes de finales de este mismo año de 2022, con su conversión a compañía cotizada y su desembarco en la Bolsa de Nueva York.

Fundada en 2008 por el empresario chino Chris Xu, actualmente Shein se encuentra operativa y realiza envíos a cerca de unos 150 países de las distintas partes del mundo. Todo ello valiéndose de un modelo exclusivamente digital que se sustenta en su rapidez en los tiempos de diseño y de producción de unas prendas, que posteriormente pasa a comercializar a través de las distintas tiendas online que mantiene abiertas para los mercados de Estados Unidos, España, Francia, Rusia, Alemania, Italia, Australia y Oriente Medio. Plataformas desde las que se encarga de este modo de tramitar los millones y millones de pedidos que procesa a diario, y que sirve en función de cada caso desde los distintos almacenes que mantiene repartidos por las distintas regiones del mundo.

Con una valoración de 50.000 millones de dólares

Sobre estas estructuras, se estima, dado que al ser una compañía no cotizada no tiene obligación de revelar sus cuentas, que durante este último año de 2021 Shein habría seguido elevando sus niveles de facturación de manera meteórica, hasta alcanzar los 15.700 millones de dólares en ingresos, unos 14 mil millones de euros al cambio actual.

Así al menos lo estiman fuentes cercanas a la multinacional, consultadas por la agencia Reuters, que vendrían a confirmar el dulce momento que estaría disfrutando Shein en términos de facturación, en un éxito que le serviría para allanar su camino hacia el parqué, y al que no hay duda alguna que llega impulsada por el creciente auge del comercio online que ha terminado trayendo consigo esta pandemia por coronavirus. Un cambio en los métodos de compra de los consumidores que terminaba imponiendo la pandemia, en lo que ya llevó a Shein, según estiman desde la consultora estratégica global Coresight Research, a cerrar el ejercicio de 2020 con una facturación de 10.000 millones de dólares, tras dispararla un +250 por ciento con respecto a sus niveles de 2019.

Un a todas luces exitoso ejercicio de 2020, durante el que se estima que la compañía llegó a sumar más de 2.000 nuevos artículos, a la semana, a sus páginas de comercio online, y durante el que Shein lograba, según datos de CB Insights, alcanzar una valoración de 15.000 millones de dólares tras una última ronda de financiación completada en el mes de agosto, de la que participaban unos inversores entre los que se encuentran los fondos Sequoia Capital China, IDG Capital o Tiger Global. Una cifra nada desdeñable, que no obstante ya se habría quedado desfasada frente a las informaciones que apuntan a que, tras las últimas actualizaciones de sus balances, la compañía habría llegado a iniciar el pasado ejercicio de 2021 con una valoración que rondaría en los 50.000 millones de dólares, cifra que ya podría haber rebasado a fechas de este inicio de ejercicio de 2022.

Un gigante asiático tras los pasos de Inditex y H&M

Para poner en contexto estas cifras, basta con señalar que, frente a esos estimados 14 mil millones de euros en ingresos que Shein habría llegado a generar durante 2021, sin gastos en materia de tiendas ni de personal vinculados a, en su caso, una inexistente red comercial de puntos de venta físicos, la española Inditex, con sus 6.657 tiendas repartidas por el mundo, cerraba su ejercicio de 2021 con unas ventas totales por valor de 19.325 millones de euros. Solamente 5.325 millones más que la facturación estimada de una Shein que no cuenta con ninguna tienda y que existía antes de 2008.

Terminando de poner en situación la posición en la que se situaría Shein en estos momentos frente a otros operadores internacionales, la compañía de modas sueca H&M anunicaba que estima haber logrado cerrar 2021 con una facturación de unos 19.338 millones de euros; Primark en los 16.247 millones de euros; mientras que Zalando estima en llegarlo a cerrar en una facturación de unos 10.000 millones de euros.

Salida a bolsa, con cambio de nacionalidad

Retomando el asunto de la Oferta Pública Inicial sobre la que estarían trabajando desde la dirección de Shein, con el fin de escapar de las restricciones impuestas por parte del Gobierno Chino a esta clase de operaciones en mercados extranjeros, política con la que tratan de mantener el control sobre las principales compañías del país, el presidente y fundador de Shein, Chris Xu, estaría barajando la posibilidad de salir del país y solicitar la nacionalidad en Singapur. Un cambio de residencia que allanaría los preparativos para la salida a bolsa de Shein.

Sobre esta cuestión, un portavoz de Shein habría rechazado tales informaciones limitándose a señalar que ni Chris Xu ni ningún otro alto ejecutivo de la compañía ha solicitado ser ciudadano de Singapur. Misma postura esquiva que mostraban a la hora de rechazar el entrar a analizar las supuestas cifras de facturación de la compañía, así como los supuestos planes de Shein para acometer su próxima salida a bolsa. Una operación que de ser ciertas las informaciones se habría mantenido hasta ahora como confidencial, y para la que en cualquier caso desde la multinacional rechazan el que Shein cuente con ninguna clase de planes para una salida a bolsa.

A pesar de ello, fuentes consultadas por Reuters adelantan que ya se habrían contratado los servicios de Bank of America, Goldman Sachs y JPMorgan. Entidades a las que se les habría encargado trabajar sobre esta IPO, que de llevarse finalmente a cabo se significaría como la primera de una compañía china en Estados Unidos, el primer mercado de hecho de Shein, desde que los reguladores del gigante asiático decidieran intervenir y reforzar su control sobre sus compañías cotizadas el pasado julio de 2021.

FINANZAS
OPI
SHEIN