Tamara Mellon saca a su compañía de la quiebra y retoma el control

La compañía de que lleva el nombre de su fundadora, la diseñadora de zapatos y antigua directora creativa de Jimmy Choo, Tamara Mellon, ha salido de la protección por bancarrota a principios de esta semana.

Tras su salida del amparo proporcionando en Estados Unidos por la figura legal del Capítulo 11, la empresa se ha reconvertido siguiendo un nuevo modelo de venta directa al consumidor.

En diciembre, la ex directora creativa de Jimmy Choo puso su empresa homónima bajo la protección del Capítulo 11, que ofrece resguardo frente a la bancarrota mientras buscaba financiación adicional. Desde entonces, ha encontrado financiación de la mano de su nuevo socio capitalista, New Enterprise Associates.

Según informa ‘WWD’, Tamara Mellon dijo que la nueva financiación, así como su reestructuración, permitirían a la empresa centrarse en la venta directa al consumidor a través de tiendas en línea y de marca de su propiedad. "Esperamos que la implementación de este enfoque revitalizado, acorte el proceso de diseño y fabricación, mejorando aún más nuestra misión de ofrecer a los clientes la moda que quieren usar en este momento", dijo.

Tamara Mellon triunfa en los tribunales frente a sus socios financieros británicos

Por otra parte, Tamara Mellon le ha ganado en los tribunales la partida a un trío de inversores británicos que habían apoyado su nueva empresa de moda. Los tres socios financieros de TMB – el ex tesorero del partido Tory y Michael Spencer, el fundador de Carphone Warehouse David Ross y Lord Marland - acusaron a la diseñadora de zapatos de "despilfarro y abuso", así como de utilizar fondos de la compañía para mantener su lujoso estilo de vida.

Los tres socios financieros fueron más allá, diciendo que Mellon utilizó Tamara Mellon Brand como un cajero automático personal, llegando a llevarse 70.000 libras en ropa de la firma y zapatos para ella y su hija, a pesar de los malos resultados empresariales que amenazaban sus 8 millones de libras de inversión, destaca el 'Daily Mail'.

Tras conocer su triunfo judicial, Mellon aseguró que "Estas son personas que no deberían estar en una industria creativa, porque no entienden el proceso creativo. Una puesta en marcha necesita inversionistas que van a nutrir dicho proceso y a apoyarlo si las cosas van mal. Mi problema es que traje a personas que no entienden la industria ".

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO