(Publicidad)
(Publicidad)

El grupo de defensa de derechos animales PETA ha anunciado la compra de cerca de 230 acciones en el minorista de lujo canadiense Canada Goose.

Aunque el valor monetario -o la cantidad de acciones en sí misma- es relativamente pequeño, esas 230 acciones valen unos 4.000 dólares y le otorgan al grupo activista el acceso a las reuniones anuales de accionistas de Canada Goose.

Vale la pena recordar que el fabricante canadiense especializado en abrigos y chaquetas de plumón se enfrentó a protestas por parte del grupo de defensa de los derechos de los animales durante su debut bursátil en la Bolsa de Nueva York a principios de este mes. En paralelo, PETA tomaba todas las medidas necesarias para convertirse en un inversor en la misma empresa a la que boicoteaba.

Según 'Fortune', PETA advirtió que compraría la cantidad mínima de acciones necesarias para poder asistir y hablar en las reuniones anuales de accionistas, así como presentar las resoluciones de los accionistas para intentar que el fabricante de prendas de abrigo de lujo deje de usar productos de origen animal. Fuentes de mercado explican que esta es una táctica común en Wall Street, que ha sido practicada durante mucho tiempo por los activistas anti-tabaco.