Nike y Apollo se alían para dominar la red de suministro en América

Con la idea de tomar el control de su producción en el mercado americano, Nike se ha aliado con la firma de inversión Apollo Management Global para construir una red de suministro que les permita “aumentar la capacidad de fabricación regional, permitir la entrega más rápida y de más productos personalizados a los consumidores, e impulsar la inversión en sostenibilidad”.

Aunque los términos económicos del proyecto no han trascendido por el momento, lo que sí se sabe es que el fondo de inversión estadounidense se ha hecho con el control de varios proveedores textiles que ya operaban en Norteamérica y Centroamérica.

Entre las recientes adquisiciones de Apollo destacan New Holland, un fabricante de ropa que emplea a 9.000 personas, y el operador logístico ArtFX. La nueva compañía creada tiene “planes para invertir en avanzar en sus operaciones de fabricación y su experiencia para producir ropa innovadora, técnica y personalizada”, según explican en un comunicado conjunto.

De cara al futuro, la empresa resultante, formulada como una nueva subsidiaria del fondo, seguirá adquiriendo otros proveedores para diversificar. “Esto creará un ecosistema textil más integrado verticalmente, desde los proveedores de materiales y fabricantes de prendas de vestir, a retoques finales, almacenaje y logística”, añaden Nike y Apollo.

Nike quiere “revolucionar la fabricación de prendas de vestir en las Américas”

“Estamos encantados de poder trabajar con Apolo en el replanteamiento de un nuevo modelo de cadena de suministro para revolucionar la fabricación de prendas de vestir en las Américas”, celebra Eric Sprunk, director de operaciones de Nike.

Cabe recordar que, antes de tomar esta decisión, Nike se ha enfrentado a problemas de logística, incluyendo demoras en las entregas de producto a los minoristas. Si bien es cierto que el gigante de moda deportiva ya ha tomado algunas medidas para aliviar la situación, como la apertura de un centro de distribución de 2.8 millones de pies cuadrados en Memphis, la alianza con Apollo le permitirá tomar un mayor control en la totalidad del negocio, desde la producción hasta la entrega a su cliente final.

El tercer socio en esta iniciativa es, según revela el ‘Wall Street Journal’, Flextronics International Ltd., que se encargará de la automatización y personalización en la cadena de suministro.

Anteriormente, Nike se ha preocupado de "acelerar la unidad de la empresa hacia la cadena de suministro del futuro” con la ampliación el pasado mes de mayo del Nike Campus Europeo de Logística en Bélgica.

Nike, que compite por el mercado mundial de moda deportiva con empresas de la talla de Under Armour y Adidas AG, ingresó un 6 por ciento más en el último trimestre - 8.24 mil millones de dólares – aunque las ventas se mantuvieron estables en América del Norte.

La multinacional estadounidense, líder en este segmento de negocio, también ha dejado claro que uno de los principales motivos para dar el pistoletazo de salida a esta iniciativa ha sido que Apolo “se ha comprometido a integrar la sostenibilidad y la transparencia en el negocio, la inversión en nuevas tecnologías, la integración vertical de los elementos críticos de la cadena de suministro y la entrega de los mejores productos de Nike a nuestros socios del comercio minorista y el deporte”.

Josh Harris, cofundador y director senior del fondo de inversión, ha destacado por su parte que “vemos una tremenda oportunidad para satisfacer la creciente demanda de fabricación responsable de ropa para atender a las crecientes expectativas de los consumidores por los productos entregados cuándo y dónde ellos quieran”.

“Esta alianza estratégica es una muestra del compromiso de Nike para aumentar las capacidades de fabricación regionales, impulsar la inversión en la innovación y la creación de crecimiento a largo plazo,” concluye Harris.

Imagen:Web Oficial de Nike

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO