• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Moncler se refugia en China y logra cerrar 2020 con una caída del -11 por ciento

Empresas

Moncler se refugia en China y logra cerrar 2020 con una caída del -11 por ciento

Por Jaime Martinez

19 feb. 2021

Madrid – La compañía italiana especializada en el sector de la moda-lujo Moncler daba cuenta en el día de ayer de sus resultados financieros relativos a su ejercicio completo del año 2020. Periodo fiscal finalizado el pasado 31 de diciembre de 2020 durante el que la compañía registró una caída total de ventas del -11,51 por ciento, tras pasar de los 1.627,7 millones registrados en 2019 a un total de 1.440,4 millones de euros. Recogiendo como resultado un beneficio neto por valor de 300,4 millones de euros. Un -16,25 por ciento menos en comparación con los 358,7 millones que obtenía al cierre del ejercicio del pasado año.

“2020 quedará grabado en la historia del mundo y en la de Moncler”, apuntaba Remo Ruffini, presidente y director ejecutivo de la compañía, a través de un comunicado. “Hacer un repaso sobre todos los pensamientos, emociones y de todo lo ocurrido durante estos últimos meses sería simplista, y por lo general me gusta mirar hacia adelante, hacia al futuro. Pero al mismo tiempo creo que es importante reconocer esta clase de momentos cruciales en los que uno termina actuando con valentía ante la incertidumbre. Esa ha sido la fuerza que nos ha guiado durante estos últimos meses, especialmente en las últimas semanas clave de 2020”.

“En noviembre”, entraba a pormenorizar Ruffini, “tras unos meses de cauteloso optimismo y de esperanza, nos encontramos nuevamente de vuelta a la incertidumbre que traían consigo las altas tasas de infecciones, las restricciones y la imposibilidad de poder planificar estrategias a medio y largo plazo. Esto nos ha llevado una vez más a demostrar la gran capacidad de reacción de Moncler, sin la cual no estaríamos hoy lo que estimo son un conjunto de excepcionales resultados”. Pues “en 2020”, y a pesar de todos los retos que ha presentado el ejercicio, “los ingresos ascendieron a un total de 1.440 millones de euros, con una caída del -11 por ciento que ayudó a compensar una fuerte mejora en la segunda parte del año, en particular en el cuarto trimestre, con un crecimiento del +8 por ciento. El Ebit por su parte fue de 369 millones de euros con un margen sobre las ventas del 26 por ciento, mientras que el efectivo neto superó los 850 millones de euros”. Valores que la compañía recogía al tiempos que mantenía “ un fuerte enfoque en la sostenibilidad y en alcanzar los objetivos establecidos en el plan estratégico Moncler Born to Protect”.

Adquisición de la italiana Stone Island

En su balance final del año, Ruffini no dudó en destacar de manera señalada la adquisición de la firma italiana Stone Island. Operación que anunciaba a comienzos del pasado mes de diciembre, fruto de una operación de un valor estimado de 1.150 millones de euros, y de cuyos términos ya entonces nos encargábamos de informar desde FashionUnited España.

“Los últimos meses de 2020 serán recordados de manera especial en Moncler, ya que en medio de un momento especialmente difícil para Italia y el mundo, anunciamos nuestro acuerdo con Stone Island. Es una unión esperada y perseguida, y que fue posible gracias a la visión común de dos emprendedores, Carlo Rivetti y yo, que compartimos los mismos ideales, la misma pasión, el mismo amor por nuestras empresas. Con Stone Island, Moncler Group refuerza su presencia en el creciente mercado del lujo, que trata de comunidad, experiencia y de crecimientos cruzados. Que va ‘más allá del lujo’”. De esta manera, “comenzamos un nuevo viaje, desafiante pero, sobre todo, emocionante. Y creo que junto a Carlo y todo la gente de Stone Island y de Moncler, lograremos hacer de él algo único”.

China, vuelta al crecimiento y sumando cerca del 50 por ciento de las ventas

Atendiendo al comportamiento de la compañía, por mercados, es el excelente comportamiento registrado en Asia por Moncler, y especialmente los dos dígitos a los que crecía en la región de la China Continental, la que la han permitido compensar gran parte de las pérdidas registradas en otros mercados clave para la compañía, especialmente y de manera destacada en Europa.

Así pues, entrando a detallar estas cifras de negocio, en el mercado asiático Moncler llegó a registrar unas ventas totales por valor de 717,86 millones de euros. El 49,8 por ciento del total obtenido por la compañía en todo el ejercicio, y un +0,37 por ciento más respecto de los 715,24 millones obtenidos durante el ejercicio de 2020.

“La China continental lideró el crecimiento en la región con un fuerte crecimiento de dos dígitos anual que se aceleró durante el último trimestre, seguida de Corea y Japón”, dos mercados que “también mejoraron sus resultados durante los últimos meses del año”.

Más allá de Asia, en la región de Emea, en la que se incluyen todos los mercados europeos a excepción de Italia, las ventas cayeron un -18 por ciento hasta los 379,53 millones de euros; un 26,3 por ciento del total registrado por la compañía. Valor que sitúa a la región como tercer mercado en importancia por volumen de negocio para Moncler, por encima de una región de las Américas en la que las ventas caían un -16 por ciento hasta los 220,66 millones de euros; un 16,2 por ciento del total.

En un epígrafe aparte desde Moncler sitúan las ventas en Italia, país sede de la compañía, y en el que sus ventas se hundieron un -34 por ciento hasta los 122,34 millones de euros. Un valor que representa un 8,6 por ciento de las ventas totales registradas por la multinacional al cierre de este complicado ejercicio de 2020.

Una red comercial formada por 282 establecimientos monomarca

En cuanto al comportamiento de la compañía por canales de distribución es el del retail, sumando 1.089,49 millones de euros, un 75,6 por ciento del total, el que reúne la principal fuente de ingresos de Moncler. Unos ingresos que se encargan de completar un canal mayorista en el que llegó a generar 350,91 millones de euros, un 24,4 por ciento del total, y que se muestra asimismo especialmente sólido tras haber visto caer sus cifras de ingresos nada más que un -5 por ciento.

Al cierre de ejercicio, la compañía contaba con una red comercial integrada, además de por su presencia en un reducido y selecto número de establecimientos multimarca, por un total de 63 tiendas monomarca operadas a través del canal mayorista y por 219 tiendas monomarca de gestión directa. Un total de 282 puntos de venta monomarca frente a los 273 con los que contaba al cierre del ejercicio de 2019.

Photo Credits: Moncler, página oficial.