Nueva York - Las ventas minoristas en EE. UU. cayeron en septiembre por primera vez en los últimos siete meses, lastradas por la media de ingresos más bajos. Expertos del sector destacan que este podría ser el comienzo de la tan anticipada desaceleración económica en el país.

El gobierno de EE. UU. Informó el jueves de una caída del 0.3 por ciento en las ventas minoristas registradas en septiembre, lo que puso fin a una racha de seis meses de fuertes ganancias consecutivas que ayudaron a impulsar el crecimiento económico en la primera mitad del año. Esta disminución –sufrida en tiendas, restaurantes y en línea– ha sido la primera de 2019.

Los economistas Gregory Daco y Lydia Boussour de Oxford Economics dijeron a los inversores en una nota de la que se hizo eco de ‘MarketWatch’ que "con el crecimiento del empleo y la confianza del sector privado cada vez más susceptibles a la incertidumbre política, anticipamos una mayor desaceleración en los desembolsos de los consumidores hacia 2020".

"Se espera que el consumo se enfríe junto con un aumento más lento de los empleos en el corto plazo, y la Fed buscará de cerca cualquier signo de incertidumbre comercial que contamine el segmento más importante de la economía de los Estados Unidos", señaló por su parte Katherine Judge de CIBC

Capital Markets. "Sin embargo, las tasas de interés más bajas y los amplios ahorros de los que disponen los consumidores deberían permitir que el gasto de los hogares se mantenga absolutamente saludable por ahora".

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO