Madrid – El holding internacional francés Kering, compañía especializada en el sector del lujo y matriz de importantes casas de moda como Gucci, Yves Saint Laurent, Balenciaga o Brioni, anunciaba a principios de esta misma semana la emisión de un importante paquete de bonos por un valor total de 1.200 millones de euros. Herramienta a través de la que buscará garantizar su liquidez ante los desafíos surgidos a cuenta del brote de coronavirus, permitiéndole diversificar sus fuentes de financiación y flexibilizar sus actuales obligaciones. Para lo que recurrirá a la refinanciación de su actual deuda y a la extensión de sus inminentes vencimientos.

Los bonos se emitirán en dos paquetes de 600 millones de euros cada uno; el primero, con vencimiento a 3 años y un cupón del 0,25 por ciento, y el segundo con vencimiento a 8 años y cupón al 0,75 por ciento. Participando de su colocación las entidades financieras Crédit Agricole CIB, HSBC, BNP Paribas, Natixis, Société Générale, UniCredit y Mitsubishi UFG.

“El gran éxito que esta colocación ha despertado entre los inversores confirma la confianza del mercado en la solvencia crediticia del Grupo”, se encargan de enfatizar desde Kering a través de un comunicado, en relación a la buena solvencia que a ojo de los inversores mantiene la compañía, cuya deuda a largo plazo cuenta con “una calificación de ‘A-’ con perspectiva estable por parte de Standard&Poor’s”.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO