• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • JD Sports, tras los pasos de Missguided

JD Sports, tras los pasos de Missguided

Por Jaime Martinez

10 sept 2021

Empresas

Photo Credits: Missguided.

Dando un paso más en su agresiva política de expansión a golpe de adquisiciones, el grupo británico especializado en la moda y en la práctica deportiva JD Sports, se encontraría en estos momentos en negociaciones abiertas con el fin de adquirir el total o una participación mayoritaria de la compañía de moda online femenina Missguided. Empresa que de este modo aspiraría a poder integrar como parte de su actual y completo portafolio de marcas comerciales, en el que encontramos nombres tan conocidos como los de las cadenas de moda y deporte Sprinter, Sport Zone, DTLR Villa o Scotts.

Según las últimas informaciones, adelantadas por el medio de noticias británico Sky News, desde la dirección de JD Sports estarían en contacto directo con el fundador de Missguided, el empresario y multimillonario británico de ascendencia india Nitin Passi, y con su equipo de asesores, entre los que se encontrarían miembros de la banca de inversiones y de asesoría Rothschild, con el objetivo de poder llegar a un acuerdo para hacerse con el control de la compañía. Unas negociaciones que ninguna de las partes han entrado a confirmar, por ahora, pero sobre las que el mismo medio, citando fuentes conocedores de la operación provenientes de la City londinense, avanza igualmente que se encontrarían aún muy lejos de un acuerdo definitivo, ante las reticencias que Passi estaría mostrando por desprenderse de una participación mayoritaria de la empresa, objetivo último que sería en cualquier caso el que se habrían marcado desde JD Sports. Compañía que, de lograr firmar la operación, conseguiría diversificar en profundidad su actual modelo de negocio, especialmente dirigido al sector de la práctica deportiva, siguiendo así con las mismas aspiraciones que le llevaron a plantear, de manera finalmente infructuosa, las posibles adquisiciones de TopsShop y de los grandes almacenes británicos Debenhams, a medida que ambas compañías terminaban entrando en sendos procedimientos de liquidación.

Unas operaciones que JD Sports no llegó a culminar, pero que desde entonces ha venido compensando con la compra de diferentes operadores de moda deportiva en América del Norte y en Europa. Empresas expuestas a un sector del deporte, al que se le está poniendo en dificultades a JD seguir creciendo dentro del mercado británico, tal y como dejan de manifiesto las reticencias que la Autoridad de la Competencia viene mostrando sobre la compra, nuevamente paralizada, de la cadena Footasylum.

En búsqueda de nuevos inversores que acelerar la expansión global de Missguided

Mientras tanto, desde el bando de Missguided y de Passi, las mismas fuentes señalan que frente a las reticencias del multimillonario británico por acceder a la venta de una participación mayoritaria de la empresa, el empresario estaría manteniendo en el mismo sentido negociaciones similares con un reducido número de potenciales inversores, sin que se hayan adelantado por ahora los nombres de ninguno de ellos.

De cualquier modo, se estima que el acuerdo, ya sea con JD Sports o con otro grupo inversor, termine reportando una importante inyección de capital, de la que desde Missguided buscarían hacer uso para acelerar su expansión, tanto nacional como internacional. Unas estimaciones que vendrían a ajustarse a la perfección con las informaciones que trascendían hacia finales de este pasado mes de abril de 2021, y con las que se apuntaba al interés de Passi por vender una participación de la empresa, con el marcado objetivo de poder sumar a la compañía a un nuevo socio estratégico que permitiera dar un mayor impulso a su crecimiento global.

Ya entonces, desde el medio británico The Mail on Sunday, adelantaban el que la compañía había encargado a la banca Rothschild que saliera en busca de esos potenciales inversores, con vistas a poder recaudar hasta cerca de unos 100 millones de libras con la venta de una parte de la empresa. Una Missguided que Passi fundaba en el año 2009 gracias a un préstamo de 50 mil libras, y que desde entonces ha experimentado un fuerte crecimiento, no sin turbulencias, hasta llegar a un día de hoy en el que la compañía, según los últimos datos de su ejercicio de 2019, llegó a generar unas ventas totales de 186,9 millones de libras, que no obstante se tradujeron en unas pérdidas netas por valor de -4,7 millones de libras, unos -5,50 millones de euros al cambio actual.

“He hecho esto durante los últimos 12 años sin la necesidad de recaudar dinero”, explicaba entonces el propio Passi en declaraciones al The Mail on Sunday. “Hemos tenido algunos problemas”, como el producido por causa de una ambiciosa política de expansión sobre el medio físico, y que terminaba con el cierre de todos sus puntos de venta y córners, “pero ahora han quedado atrás y hemos recuperado nuestra magia”. “Todavía podemos hacer crecer esta empresa tal y como lo venimos haciendo, pero queremos hacerla crecer de una forma más agresiva”, por lo que “no estoy dispuesto a quitar dinero de encima de la mesa”, sino que “lo que queremos es invertir dinero en el negocio”. Un punto al que añadía el que la búsqueda de nuevos fondos podría actuar como un “trampolín”, que fructificase tanto en la venta de una participación más grande de lo esperado, como en la posible salida a bolsa de Missguided.