Investigan a Tous por el relleno de sus joyas

Madrid – Después de lograr hacer frente a las continuas amenazas de boicot que se lanzaron contra ella tras los alarmantes altercados del 1 de octubre de 2017 en Cataluña, un nuevo escándalo sacude los cimientos de la firma de joyerías Tous. Que está siendo investigada por la Audiencia Nacional por la posible comisión de los delitos de estafa, publicidad engañosa, falsedad y corrupción entre particulares, a raíz de una denuncia interpuesta por la asociación de joyeros y consumidores Consujoya ante la Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba. Procedimiento que ha terminado derivando en la apertura de diligencias previas por el Juzgado Central de Instrucción 1 de la Audiencia Nacional, por donde deberán pasar este miércoles en calidad de investigados ante el juez Santiago Pedraz los representantes legales de Tous y de Applus Laboratories, compañía responsable del correcto certificado de control de sus piezas de joyería.

Los hechos se remontan hasta el 14 de diciembre de 2018, cuando Consujoya alertaba ante la Guardia Civil que había detectado material no metálico en el interior de distintas piezas de joyería de Tous publicitadas como de oro de 18 y 24 quilates, así como de otras de plata de primera ley. Una práctica que iría encaminada a abaratar el precio de fabricación de las piezas, y que está totalmente prohibida por la legislación sobre objetos fabricados con metales preciosos. Que únicamente contempla contadas excepciones en los casos que sea necesario mejorar la estabilidad de contadas piezas, como vasijas o candelabros.

Una acusación que se encargarían de refutar el laboratorio de análisis y contrastes de metales Ecomep y el Instituto Universitario de Nanoquímica de la Universidad de Córdoba, después de analizar la composición de diferentes piezas adquiridas en tiendas de Córdoba, Málaga y a través de la página online de Tous. Detectando en su informe, según desvelaba el medio El Independiente, la “ausencia de material metálico y la existencia de una estructura hidrocarbonada en las piezas”.

Piezas de joyería rellenas de material no metálico

Una vez conocida esta información, la Guardia Civil ponía en funcionamiento la conocida como “Operación Kodiak” de la mano de la Fiscalía de Córdoba. Que finalmente decidía inhibirse en favor de la Fiscalía de la Audiencia Nacional al tratarse de un presunto fraude que podía afectar “a multitud de productos, distribuidos por todo el territorio nacional y la Unión Europea”.

Investigan a Tous por el relleno de sus joyas

“La legislación vigente establece que la composición será la misma en todas las partes del objeto, por lo que no cabe posibilidad en ninguno de los casos de que el relleno de estas piezas sea de un material diferente, tal y como ocurre en las piezas estudiadas”, expone según la misma fuente la Guardia Civil en su informe. Escrito que concluía aseverando que “la empresa Tous está comercializando piezas de joyería rellenas de un material no metálico incumpliendo lo dispuesto en la legislación vigente. Se intuye que la finalidad de esta práctica es abaratar costes en la fabricación de piezas de metales preciosos manteniendo el peso y la apariencia de una pieza sólida, compuesta únicamente por material precioso”.

Según defienden desde el ministerio público, estas actuaciones entrarían en lo tipificado como posibles delitos de estafa y publicidad engañosa al haber estado poniendo a la venta piezas de una calidad inferior a la anunciada. Delitos a los que se sumarían los de corrupción entre particulares y de falsedad de confirmarse la participación o colaboración de Applus Laboratories.

Tous se defiende: “Nuestras joyas son siempre de primera ley”

Una vez conocidas las acusaciones, Tous emitía un comunicado con fecha a 20 de enero en defensa de la buena calidad de sus piezas, de sus vanguardistas técnicas de producción, y del escrupuloso cumplimiento que llevan a cabo desde la empresa con la legislación vigente y los más altos estándares mundiales en certificación de metales preciosos de primera ley.

“Como firma joyera que ha hecho del diseño, la tecnología y la calidad sus señas de identidad”, arranca en su comunicado, Tous “cumple con todos los estándares mundiales de certificación de metales preciosos de primera ley. Además, cada una de las joyas de la firma Tous comercializadas están certificadas por laboratorios oficiales autorizados, de los que reciben el contraste de origen y el contraste de garantía”. Pasando a continuación a describir cómo mientras la tecnología de microfusión le permite “la posibilidad de trabajar piezas pequeñas y de formas muy concretas”, “el electroforming, mediante una técnica de electro deposición, abre un universo de formas y tamaños de todo tipo, con piezas de mayores volúmenes a la vez que ligeras y sin soldaduras, ofreciendo así una mayor gama y variedad de productos a los consumidores”.

Un novedosos proceso “resultado de una potente inversión en I+D+I”, que permite “la elaboración de nuevos y modernos diseños de joyería de primera ley”. Defendiendo a su vez que “todas las joyas de oro y plata son siempre de primera ley”, pudiendo “incorporar núcleos no metálicos que ayuden a conferir estabilidad a la pieza” únicamente en los casos que ya “prevé expresamente la legislación de metales preciosos”, y “todo ello certificado y garantizado por terceros independientes”. Concluyendo que “en cualquier caso”, Tous “es una marca que comercializa diseño de joyería realizada con metales preciosos, pero en ningún caso la marca se dedica a la venta de estos metales a peso”.

Photo Credits: Tous, página oficial de Facebook.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO