• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Gap, golpeada por el bloqueo de las cadenas de suministros: pérdidas de -152 millones y ajuste de previsiones

Gap, golpeada por el bloqueo de las cadenas de suministros: pérdidas de -152 millones y ajuste de previsiones

Por Jaime Martinez

24 nov. 2021

Empresas

Photo Credits: Gap, fotografía de archivo.

La multinacional norteamericana Gap, la compañía especializada en moda más grande de los Estados Unidos y matriz de un amplio portafolio de marcas comerciales integrado por la cadena homónima Gap y las firmas Old Navy, Banana Republic y Athleta, ofrecía a última hora del día de ayer una última actualización sobre sus cuentas relativa al tercer trimestre de su actual ejercicio fiscal de 2021. Periodo de tres meses finalizado el pasado 30 de octubre, durante el que la compañía se vio duramente afectada por la actual situación de bloqueo y de interrupciones que se está dando dentro de las cadenas de suministros a escala global, así como por un volumen de ventas total que se situó por debajo de los niveles de 2020 y de 2019, en lo que desde la propia multinacional también estiman como una consecuencia directa de los mismos retos a la distribución de materias primas y de mercancías que se están dando a nivel internacional.

Poniendo valor a esta serie de estimaciones, durante este último tercer trimestre del año el Grupo Gap registró unas ventas totales por valor de 3.943 millones de dólares. Cifra que se sitúa un -1,28 por ciento por detrás de los 3.994 millones en ventas de 2020, así como un -1,38 por ciento por debajo de los 3.998 millones de dólares que la multinacional generaba durante el mismo periodo de 2019.

Como consecuencia de esta caída de la facturación, y de los gastos adicionales en los que la multinacional ha incurrido en su apuesta por agilizar las entregas de algunos de sus pedidos vía transporte aéreo, decisión con la que ha tratado de evitar el colapso de las vías marítimas primando una estrategia a largo plazo por encima del incremento de los costes en el corto, el Grupo ha cerrado el trimestre regresando a terreno negativo, tras registrar unas pérdidas netas por valor de -152 millones de dólares. Cifra muy alejada de los 95 millones de beneficio que llegaba a captar durante el mismo periodo de 2020, y más aún frente a los 140 millones de beneficio neto que el Grupo obtenía al cierre del mismo periodo de 2019.

“Si bien entramos en el tercer trimestre con un marcado impulso al alza, los fuertes vientos en contra que soplan dentro de las cadenas de suministros afectaron a nuestra capacidad para satisfacer plenamente la fuerte demanda de los clientes”, trata de explicar Sonia Syngal, directora ejecutiva del Grupo Gap, a través de unas declaraciones difundidas desde la propia compañía. “A pesar de ello”, añade Syngal, “llevamos a cabo una intencionada inversión en la construcción de una mayor fidelidad de nuestros clientes, apostando por unos envíos acelerados a través del transporte aéreo con el fin de poder atenderlos durante este periodo de fiestas, prefiriendo así mantener nuestra apuesta por un crecimiento a largo plazo, por encima del impacto que en el corto plazo pueda tener la medida sobre la rentabilidad”.

Frente a estos nuevos retos que están suponiendo para la compañía las interrupciones dentro de las cadenas de valor, “estas presiones no han logrado distraernos de lo que realmente importa”, añade Syngal, que no es sino centrarse en el objetivo de “impulsar el crecimientos de nuestras marcas de miles de millones de dólares, servir a nuestros más de 64 millones de clientes brindándoles productos y experiencias que aporten un valor añadido a sus vidas, y reestructurar y digitalizar nuestro modelo de negocio, con la mirada puesta en crear, más rápidamente, un futuro mejor”.

Con unas ventas online que escalan hasta el 38 por ciento del total de la facturación

Entre los aspectos más destacados por la multinacional que han afectado a la compañía a lo largo de este último tercer trimestre del año, desde Gap remarcan el profundo éxito que ha despertado entre sus clientes lanzamientos como el de la colección “Yeezy Gap”. Línea lanzada junto al cantante y compositor estadounidense Kanye West, y cuya sudadera con capucha se convirtió en el artículo más vendido en un solo día en la historia de la tienda online de Gap, siendo además el 70 por ciento de los clientes nuevos clientes de la marca.

Es igualmente en el ámbito de lo digital donde desde Gap encuentran otro de los datos más relevantes que han recogido a lo largo de este último trimestre, en el que las ventas online de la compañía crecieron un +48 por ciento en comparación con el mismo trimestre de 2019. Un aumento que lleva al canal online de la multinacional, en su conjunto, a representar ya el 38 por ciento de las ventas totales de la compañía. Un porcentaje que sobresale, frente a un momento en el que las tiendas físicas han comenzado a reabsorber parte del tráfico y de la facturación que se había desviado al canal online como consecuencia de los cierres impuestos como consecuencia del estallido de esta pandemia por coronavirus.

Mientras tanto, en lo que refiere al comportamiento de la multinacional, por regiones, desde el Grupo Gap celebran los acuerdos recientemente alcanzados con distintos grupos locales que le permitirán mantener activa a la marca Gap en los mercados de Reino Unido, Irlanda, Francia e Italia. Un conjunto de asociaciones que, estiman, contribuirán a mejorar la rentabilidad e impulsar el crecimiento de la marca en Europa.

Pérdidas de ventas por valor de hasta 650 millones de dólares como consecuencia del bloqueo en las cadenas de suministros

De cara a lo que resta de ejercicio y al próximo cierre de este año fiscal de 2021, como consecuencia del efecto que la compañía estima que seguirá experimentando a razón del bloqueo y de las interrupciones que continuarán dándose dentro de la cadena de suministros, desde Gap han decidido actualizar sus previsiones y ofrecer una nueva guía de sus estimaciones financieras.

En este sentido, la compañía ahora estima llegar a cerrar el año con una ganancia diluida por acción de entre 0,45 a 0,60 dólares por título, como consecuencia de los cargos extraordinarios destinados a extinguir 325 millones de dólares de su deuda, así como de los aproximadamente 120 millones de dólares a los que la compañía deberá hacer frente como consecuencia, principalmente, de sus desinversiones y cambio de modelo en Europa.

En cuanto a las ventas netas, la multinacional ahora espera cerrar el año con un incremento de su facturación de aproximadamente un +20 por ciento, en comparación con las ventas totales recogidas durante el ejercicio de 2020. Mientras que igualmente prevé cerrar el ejercicio de 2021 con un margen operativo del 4,5 por ciento y un margen operativo ajustado del 5 por ciento, acercándose así al objetivo de alcanzar un margen operativo del 10 por ciento para 2023.

En el terreno de su canal físico, la multinacional por su parte ha confirmado que mantiene sus planes de llegar a cerrar el año con la apertura de entre 30 y 40 tiendas de Old Navy y la de entre 20 y 30 tiendas de Athleta, así como acometiendo el cierre de unas 75 tiendas de las marcas Gap y Banana Republic en América del Norte.

Por último, como consecuencia de esta actual situación de bloqueo dentro de las cadenas de valor y en el tránsito de mercancías, las estimaciones de Gap para el cierre del año contemplan el que se lleguen a perder ventas por valor de entre 550 y 650 millones de dólares debido a las limitaciones y al desabastecimiento de determinados artículos. Contemplando a este respecto igualmente unos costes adicionales de hasta 450 millones de dólares, para todo el año, destinados al flete del transporte aéreo con el que la compañía está tratando de sortear el bloqueo que se ha producido en las rutas marítimas.

“Si bien aún queda mucho trabajo por delante para afrontar los desafíos que a corto plazo se presentan en el entorno macroeconómico, el equipo ha logrado un progreso tremendo, adaptándose rápidamente sin dejar de enfocarse en nuestros objetivos a largo plazo”, se encargaba de añadir Katrina O’Connell, vicepresidenta ejecutiva y directora financiera del Grupo Gap. “Contamos con una fuerte demanda de nuestras marcas y los lanzamientos y las desinversiones avanzan bien y están añadiendo valor” al Grupo, y “nuestro margen operativo sigue en camino de alcanzar el 10 por ciento para 2023, en línea con nuestros objetivos, incluso mientras tratamos de sortear estas disrupciones que se están dando en el corto plazo”. “Si bien nuestros esfuerzos por mitigarlas están generando unos costes transitorios significativos”, añade O’Connell, “los valoramos como inversiones dirigidas a mantener la cuota de mercado y a impulsar la fortaleza y la relevancia de nuestras marcas”.