• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Asia y marroquinería impulsan a Hermès un +40 por ciento sobre sus niveles prepandemia

Asia y marroquinería impulsan a Hermès un +40 por ciento sobre sus niveles prepandemia

Por Jaime Martinez

21 oct 2021

Empresas

Photo Credits: Hermès, página oficial.

El Grupo de modas francés Hermès ha hecho públicos, hace escasamente unos minutos, sus resultados financieros relativos al tercer trimestre de su actual ejercicio fiscal de 2021. Periodo finalizado el pasado 30 de septiembre, durante el que la compañía francesa, una de los máximas exponentes de la denominada como “industria del lujo”, ha seguido experimentando un envidiable comportamiento en términos de ingresos y de beneficios, superando con holgura sus cifras de negocio previas a la irrupción de la pandemia por coronavirus.

Poniendo valor a esta serie de estimaciones Hermès llegó a generar durante este último tercer trimestre del año unas ventas totales por valor de 2.367 millones de euros. Cifra que supone un aumento del +31,48 por ciento respecto a los 1.800,3 millones que sumaba durante el mismo periodo de 2020, y de un +36,99 por ciento frente a los 1.727,9 millones del mismo tercer trimestre de 2019. Porcentaje este último que, a tipo de cambio constante, se elevarían hasta un +40 por ciento sobre sus valores prepandemia.

Tras esta última actualización sobre sus cuentas, en términos anuales la compañía francesa cierra los primeros 9 meses de ejercicio acumulando unos ingresos totales por valor de 6.602,1 millones de euros. Cantidad que representa un aumento del +53,96 por ciento frente a los 4.288,3 millones que reunía durante el mismo periodo de 2020, así como de un +31,72 por ciento con respecto a los 5.012,1 millones que sumaba al cierre de los 9 primeros meses del ejercicio de 2019.

“El comportamiento desempeñado durante el tercer trimestre reflejan un año atípico, durante el cual hemos continuado con nuestras inversiones estratégicas y acelerado la creación de empleo”, entraba a detallar Axel Dumas, presidente ejecutivo de Hermès, a través de unas declaraciones difundidas por la propia compañía francesa. “El mundo sigue manteniéndose inestable”, pero “el balance entre nuestros dieciséis talleres artesanales y nuestras localizaciones alrededor del mundo, nos permiten seguir avanzando con optimismo, y precaución, sin dejar de continuar creando piezas hermosas, de gran calidad y sostenibles”.

Crecimiento en todos los mercados y categorías de productos

Entrando a analizar el comportamiento experimentado por la compañía, por mercados, durante este tercer trimestre del año Hermès logró registrar un aumento en términos de dos dígitos sobre todas las regiones en las que opera. Destacándose a este respecto la región de Asia, que siguió representando el principal nicho de ingresos para la compañía generando unas ventas totales de 1.313,8 millones de euros, cifra un +24,51 por ciento superior a los 1.055,2 millones de 2020, y un +50,41 por ciento por encima de los 873, 5 millones del mismo tercer trimestre de 2019. Siguiéndole en valoración Europa, que logra recuperar volumen hasta los 626,6 millones de euros (448,1 millones en 2020, 531,3 en 2019; América, con 392,9 millones de euros en ventas (269,8 en 2020, 297,5 millones en 2019); y por último el resto de mercados, en los que la compañía logró recoger otros 31,7 millones de euros (27,2 en 2020, 25,5 en 2019).

En cuanto al comportamiento experimentado por categorías de negocio, fue nuevamente la línea de piel y marroquinería, en la que se incluyen desde bolsos a piezas de equitación, carteras y pequeños artículos en piel, la que volvió a posicionarse como la primera del Grupo por volumen de facturación, generando unas ventas totales de 1.077,2 millones de euros, un X por ciento más que frente a los 879,8 millones de 2020, y un X por ciento por encima con respecto a los 839,9 de 2019. Siguiendo en este sentido la línea de accesorios y de prendas de prêt-à-porter (609,7 millones de euros), la de joyería y productos para el hogar (273,2 millones), la de sedas y textiles (158,9 millones), perfumería y belleza (104 millones), relojería (82,7 millones) y “otros productos” (61,4 millones de euros en ventas).

Buenas perspectivas de crecimiento a corto y medio plazo

De cara a lo que resta de ejercicio, desde Hermès subrayan la paulatina mejoría de la situación sanitaria. Bajo cuyo contexto la compañía seguirá realizando inversiones estratégicas y ampliando sus equipos de trabajo. Estimando lograr cerrar el año con un buen rendimiento en términos de ingresos y de beneficios.

“El grupo se acerca al final del año con confianza”, apostillan desde Hermès, gracias a su “modelo artesanal altamente integrado y a su equilibrada red de distribución”, así como valiéndose del valor añadido que le reportan la “creatividad de nuestras colecciones y la fidelidad de nuestros clientes”. Lo que la llevan igualmente a confirmar que, en términos de a medio plazo, “a pesar de las incertidumbres económicas, geopolíticas y monetarias en todo el mundo”, el Grupo conseguirá alcanzar “un ambicioso objetivo en términos de aumento de ingresos a tipos de cambio constantes”.